•   Marca.com  |
  •  |
  •  |

Mourinho tiene fecha de caducidad y no se la ha puesto el Real Madrid. La ha fijado él. Le quedan dos temporadas de contrato y, como este lunes avisó, su futuro pasa por regresar a Inglaterra, a entrenar a uno de los grandes equipos de la Premier.

El portugués es un técnico de proyectos a corto y medio plazo. Ya lo demostró en el Inter de Milán cuando logró todos los títulos en su segunda temporada. Fue conseguir la Champions y pedirle a Moratti, presidente del Inter, que le dejara salir con destino al Real Madrid.

Mourinho ha vuelto a dejar claro cuáles son sus planes de futuro. Y éstos afectan al Madrid. Su marcha, el día que sea una realidad, significa encontrar a un entrenador capacitado, de primer nivel mundial, para hacerse cargo de un equipo en el que las exigencias son muy grandes.

¿Quién podría ocupar el banquillo del Real Madrid después de Mourinho? Es una pregunta de obligada respuesta que se han hecho en la planta noble del club blanco.

En estos momentos, el que más gusta es el seleccionador alemán Joachim Löw, considerado ya como uno de los mejores técnicos del mundo, con una filosofía y unos métodos de trabajo y juego modernos.

Löw está en la recámara. Es uno de esos entrenadores nacidos para ocupar el banquillo blanco. Igual que se sigue a jugadores interesantes, futuros cracks, también se ha hablado del posible sustituto de Mourinho. No es fácil, pero hay que ser previsor.

Löw tiene contrato con la selección alemana hasta 2014, después del Mundial de Brasil, la misma fecha en la que acaba el de Mou. Los dos quedarán libres. En el momento en el que el portugués salga del Real Madrid, Löw será el mejor colocado para dirigir los destinos del equipo madridista.

En estos momentos el matrimonio que forman Florentino Pérez y Mourinho está sustentado por unos pilares muy sólidos, basado en una confianza absoluta y unas ganas conjuntas de hacer a este equipo campeón.

“Fichar a Mourinho es una de las mejores decisiones que he tomado”, ha dicho recientemente el presidente. Considera que es el mejor, el técnico capacitado para hacer campeona a esta plantilla, en una época en la que el Barcelona está muy fuerte. Florentino está muy satisfecho con el trabajo del portugués y si este acuerdo se rompiera, más temprano que tarde, sería más por la voluntad de Mourinho que por la del presidente.