•  |
  •  |

El short stop de los Padres, Everth Cabrera, decidió no continuar con los Yaquis de Obregón en lo que resta de la temporada, a pesar de que el equipo aún lo estaba esperando. Desde hace algunos días el nica solicitó permiso para regresar a Estados Unidos y estar durante el nacimiento de su hijo, y por esa razón descartó su incorporación al conjunto mexicano.
“Aún no se los he comunicado a los Yaquis pero no voy a regresar. Me hubiera gustado porque los Yaquis me han abierto las puertas, han confiado mucho en mí y me han tratado muy bien, pero el niño debe nacer a más tardar el 8 de enero y no me gustaría perdérmelo”, dijo el pelotero de Nandaime.
Los Yaquis, clasificados a los play offs de la Liga Mexicana del Pacífico, arranca su postemporada el primero de enero, y “no sería justo ir y luego devolverme para el nacimiento de mi hijo. No le daría muchos turnos, tampoco estaría el tiempo que necesito para tomar el ritmo. Con pocos turnos, quizá 30, no sería la diferencia de estar o no listo para pelear un puesto en el spring training para quedarme en el equipo grande de los Padres de San Diego”.
Cabrera aseguró que tres semanas antes de iniciar el entrenamiento primaveral con los Padres se marchará al complejo que tiene la organización en República Dominicana. “Voy a trabajar duro para llegar bien al spring training. Ese tiempo será para ajustar detalles y tener mejores opciones de pelear ese puesto, porque me estoy tomando muy en serio la meta. Voy a fajarme duro para quedarme con el equipo grande de los Padres”. Por ahora Everth está enfocado, ilusionado con la llegada de su vástago, una experiencia inolvidable.