•  |
  •  |

Ayer los Tigres jamás se dejaron robar la iniciativa, entendieron la importancia de ripostar a lo inmediato después de la paliza del martes pasado y se aferraron a una merecida victoria con pizarra de 9x7 en el Estadio Efraín Tijerino de Chinandega.
El partido estuvo adornado de suspenso, dramatismo y capacidad de contragolpe de ambos equipos, pero después de nueve entradas intensas el sol brilló en el horizonte de la tropa de Omar Cisneros.
Los abridores Miguel Pérez (León) y José David Rugama (Tigres) nada tuvieron que ver en la decisión de este encuentro, porque la victoria se la acreditó el relevista Oswaldo Mairena (2-1) y el revés fue para Juan Serrano (0-3). Salvado de Douglas Argüello (2).
Los metropolitanos fueron los primeros en agredir en el inicio del partido, porque aprovecharon su empuje para anotar una carrera.
Después esperaron hasta el tercer inning para agregar dos mediante imparable de Marvin Martínez, doblete remolcador de Juan Infante y acto seguido Dwayne Britton descargó sencillo empujador de la tercera de los melenudos.
Chinandega empezó su obra maestra en el cierre del cuarto capítulo, cuando apareció en escena Iván Marín, quien con las bases llenas disparó doblete impulsador de dos.
Con la pizarra estrecha, los leones explotaron al máximo el descontrol de Rugama y el relevista Julio Raudez, quien no cumplió con su trabajo y consiguieron dos importante carreras.
Pero una vez más los Tigres rugieron y Luany Sánchez (4) con Shawn Bowman en circulación por doblete, descargó cuadrangular para acercar a su conjunto 5x4.
En el sexto episodio Manuel Mejía pegó hit para igualar las acciones a cinco. Pero en el séptimo Juan Urbina (3) conectó jonrón con Luis Allen en base para que León pusiera el juego 7x5.  
Pero en el cierre Juan Oviedo produjo la sexta y con bases llenas Iván Marín volvió a emerge como los grandes, al disparar triple remolcador de tres. Omar anunció ayer en la transmisión de Radio Stereo Azul que abrirá Julio Raudez y no Vicente Padilla.