•  |
  •  |

No hubo nada que discutir. Anoche las melenas de los Tigres quedaron esparcidas por todo el terreno del estadio Efraín Tijerino Mazariego, de Chinandega. El  Oriental sacó su arsenal, encendió la pólvora y terminó con la existencia de los felinos con marcador de 14x7.

Fue un partido de mucha acción ofensiva, de hecho solo en el último tercio no se anotaron carreras, pero después la historia refleja que los maderos estuvieron caliente y los brazos sangrantes.

El triunfo fue para Álvaro López (2-7), quien no ha estado en una agradable temporada, mientras que Jorge Narváez (1-1) se llevó la derrota. Eduardo Romero (4) descargó cuadrangular por los granadinos y Mesac Laguna (3) lo hizo por los rugidores.

Los Orientales despegaron adelante con dos anotaciones en el inicio del juego, Chinandega descontó en el cierre e igualó en el segundo inning. Granada tomó represalias al anotar cinco veces en el tercero, mientras su rival hacía una.

El equipo felino marco otra carrera en el cuarto, pero en el quinto los sultanecos pisaron en cuatro oportunidades el plato para llegar a 11 su producción. Chinandega ripostó con tres para llegar a siete.

La última acción fue para los Orientales que hicieron tres para cerrar su productiva.