•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Su presencia en la colina simbolizó una gran conquista. Vicente Padilla anidó las esperanzas de los Tigres, las defendió con uñas y dientes en todo momento y las convirtió en una inobjetable realidad.

Más allá de las dificultades que se suscitaron en el transcurso del juego, la llovizna, el apagón de las torres de primera y tercera base, que obligó a suspender las acciones alrededor de 20 minutos en el cierre del cuarto inning, y después los problemas con las luminarias del jardín central en las postrimerías del compromiso, la emoción de la clasificación a la Final de los Tigres fue sencillamente impactante.

“Llegué a darlo todo, quería ayudar a mi equipo a ganar el juego”, dijo Vicente altamente emocionado por el triunfo de los Tigres. “No tiré antes porque no estaba preparado”, dijo el carabinero chinandegano en una pequeña rueda de prensa.

¿Vas a tirar en la Final?
“Ya veremos como estoy de aquí a cinco días para tirar en la Final. Hoy (ayer) creo que forcé un poco más, pero me ayuda un poco para estar pendiente y llegar mejor al sprint training”, afirmó Vicente por la cantidad de 104 lanzamientos (75 strike y 29 bolas) en 6.1 episodios que estuvo en la colina, con 8 hits, 7 ponches, una base y dos golpeados.

Por su parte, el mentor Omar Cisneros no escondió su felicidad en medio del funeral de su vecino. “Nunca bajamos la guardia, el Oriental fue un gran equipo, pero pasamos encima de ellos a base de garra y espíritu de lucha”, afirmó.

La serie final Tigres contra Bóer arranca en Managua este viernes a las 6 de la tarde.