•   La Paz  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente boliviano, Evo Morales, condecoró este viernes al astro brasileño Ronaldinho que la próxima semana disputará un partido oficial por la Copa Libertadores de América junto a su equipo Flamengo contra Real Potosí, en un acto público transmitido por el canal gubernamental.

Morales entregó la "Medalla al Mérito Deportivo", la más alta condecoración deportiva de Bolivia, en reconocimiento a "la valiosa labor deportiva internacional" del jugador, dice la resolución gubernamental leída en un acto realizado en Sucre, al sureste de La Paz, donde el club brasileño instaló su cuartel general.

"Es un honor recibir este homenaje", dijo de manera escueta Ronaldinho, que además agradeció "el cariño de la gente" de Sucre que se vuelca a las calles cuando el ómnibus del club se traslada por la ciudad de unos 300.000 habitantes.

La estrella brasileña hizo un alto en la concentración, para acudir a un hotel de la capital, donde se realizó el acto público.

Morales se deshizo en elogios sobre el jugador brasileño.

"Aprovechamos su presencia para hacer un pequeño reconocimiento, con respeto, con humildad y con mucha admiración a Ronaldinho que levantó en alto el nombre de Sudamérica con su participación en clubes de Europa", afirmó el gobernante, un fanático futbolista amateur.

"He visto sus gambetas, sus goles por la televisión, como siempre cuando hay partidos por televisión, hago seguimiento, para disfrutar el fútbol también", acotó.

Ronaldinho ya recibió otros homenajes de autoridades locales, como el martes, cuando le regalaron un poncho de lana que utilizan los indios de Tarabuco, de la región sudeste del país.

El Flamengo hizo desde el martes a Sucre, ubicada a 2.790 metros de altura, su centro de operaciones, donde cumplirá un período de aclimatación, previo a su juego en Potosí, a 3.873 m de altitud, el próximo miércoles por la primera fase de la Copa Libertadores.