•  |
  •  |

Después de ver a la Costa Caribe disputar dos series finales consecutivas en apenas tres temporadas, la afición espera verlos nuevamente en esa parte del campeonato, pero con la diferencia de que ellos levanten el trofeo.

Es una exigencia de la comunidad de la Costa Caribe, que ansía tener otro título nacional, después del ganado en 1989… ¿Y por qué no pensar en ello si el equipo tiene la misma base de peloteros, con la ventaja de que están más fogueados?

“Hay que tener un poco de calma, porque la clave de esta situación va a ser la reacción de los muchachos jóvenes, especialmente los de primer ingreso, si saben asimilar la situación que se le va a presentar. Ahí va a estar prácticamente la suerte de cada equipo. Hemos venido conversando con estos muchachos y esperamos que no haya mayor problema”, dice Davis Hodgson, Gerente General del conjunto que dirigirá Carlos Kelly y que entrena en Corn Island, donde debutarán enfrentando al Bóer la próxima semana, en la jornada inaugural del “Pomares”.

Davis dirigió los equipos anteriores, y reconoce que ha sido exitoso el desarrollo que han tenido. “Éramos los únicos equipos que tenía peloteros de su región, y de tres años llegar a dos subcampeonatos, dice mucho. En la Costa todo mundo te dice que tenías que ser campeón, pero un campeonato no se gana con solo el hecho de poner dinero, sino que de hacer trabajo en las bases. Eso estamos haciendo y esperamos no defraudar a nuestros seguidores y seguir siendo animadores de este Campeonato”.

La lógica dice que debe ser el año de la Costa.

“Sí, pero hay que tener cuidado, especialmente por el manejo de los peloteros menores. Se hicieron algunos cambios en los reglamentos y no seguimos la secuencia que se llevaba con jugadores de 17, 18 años”.

El equipo costeño es joven. El mayor de todos tiene 32 años, y hay sobrada calidad en sus filas… Su infield es atractivo, con Darrel Campbell (.307, 48 CI, 7 HR) en la antesala, Dwaine Fox (.309, 21 CI), Harris Patterson en la inicial con César Tijerino en las paradas cortas,
Aunque no jugará Ronald Garth, el equipo recupera el cañón de Dwight Britton (.352, 52 CI, 12 HR), su jardinero central, combinándose con Mark Joseph (.300, 23 CI, 2 HR) y Rommel Mendoza (.288, 57 CI, 6 HR). Difícil será verlos a todos juntos, pero están listos para tomar acción.

Su pitcheo tiene como principales figuras a Junior Téllez (11-6, 2.67), Eldo Thomas (11-6, 2.52), Alvy Terry (4-1, 4.91), Elmor Rivera (2-4, 3.46), y verán el comportamiento de los jóvenes, que han adquirido experiencia en los campeonatos.

Se ven ausencias como Byron Guerrero y hasta Oscar Chow, en quien había esperanza por buena actuación. Guerrero fue liberado por los técnicos por problemas con el brazo, mientras Chow falló a la disciplina interna del club y lo separaron.

Sin embargo, hay optimismo en el club.

“Debemos clasificar. Para eso se está trabajando intensamente con los entrenadores. La intención es estar en segunda vuelta y creo que no debemos fallar, y como repito, eso va a depender estrictamente de cómo se desarrollen los muchachos jóvenes”, indica Davis Hodgson.