•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Nápoles se impuso 3-1 en el partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones ante el Chelsea gracias a los goles del argentino Ezequiel Lavezzi y el uruguayo Edinson Cavani, con lo que mantiene vivo el sueño europeo del conjunto italiano.

En el San Paolo el Nápoles allanó su pase a cuartos, tras remontar un 0-1 y firmar una contundente victoria ante los ‘blues’ de Villas-Boas, que pese a no poder contar con su capitán, John Terry, recuperaba al delantero marfileño Didier Drogba, después de sus compromisos en la Copa de África, y dejó en el banquillo a Fernando Torres.

El internacional español Juan Mata, abrió el marcador al minuto 27 aprovechando un mal despeje de Paolo Cannavaro dentro del área y adelantó a los ‘blues’ en el partido.

En el minuto 38 el partido registró un nuevo giro con un gol del argentino Ezequiel Lavezzi quien, tras una asistencia de Cavani desde la banda izquierda, igualaba el resultado al marcar desde fuera del área con un derechazo ajustado que se coló junto a la base derecha del poste.

El gol de Lavezzi dio alas al Nápoles, que recuperó la confianza y se vio recompensado con un nuevo tanto en el minuto 47, esta vez de Cavani, que remató bajo la portería un pase cruzado desde la banda derecha del suizo Gökhan Inler.

Tras el descanso, transcurridos 20 minutos del segundo tiempo el esquema se repetía para el conjunto napolitano y Lavezzi conseguía un doblete, de nuevo gracias a una asistencia de Cavani, sentenciando el encuentro.

Un choque en el que el resultado podría haber sido incluso más arrollador, si Ashley Cole no hubiera logrado despejar en la línea de portería un balón a favor del Nápoles a tan solo nueve minutos del final.