•  |
  •  |

La Selección de Nicaragua no se jugará ninguna eliminatoria mundialista ante Puerto Rico ni mucho menos algún partido clave para algún torneo, pero nuestro pobre nivel nos obliga a ver cada juego como que nos jugamos la vida. Se trata de convencernos de que nuestro futbol va ofreciendo algunas mejoras, aunque siempre nos enfrentamos con la cruda realidad de los resultados. Lo mejor de nuestra Azul y Blanco sin duda fue el duelo eliminatorio mundialista contra Panamá en Nicaragua, aunque se trata de una derrota más pero se le veía al menos otra cara al equipo nacional: aguerrido, corajudo y creando opciones de gol al final desperdiciadas.

Sin embargo, somos tan irregulares en rendimiento que esperar otro partido así es casi buscar un milagro. Mañana el técnico, Enrique Llena, cree que podría ofrecerlo ante Puerto Rico con un grupo con los que han trabajado pero es evidente que tenemos muchas limitantes.

La principal, un hombre gol, Nicaragua hace mucho tiempo que no lo tiene, quizá el más próximo a esa necesidad es el pana-nicaragüense Raúl Leguías, quien precisamente saldrá en el once titular contra los boricuas.

¿Qué esperar de esta selección? “Tengo el  mejor grupo disponible del país y estoy seguro que ofreceremos un buen resultado frente al rival. Me gusta que tengo jugadores que voy a ir probando para este tipo de encuentros como Henry García, Ricardo Vega, entre otros”.

La otra enorme debilidad es el medio campo. Con Juan Barrera a toda su capacidad estaríamos hablando de un dúo genial con Samuel Wilson, alimentando y llegando con intensidad por las bandas e incluso sumados al ataque con Leguías y Vega. Pero con Juan disminuido físicamente, las cosas cambian. Llena tendrá que arriesgarse a jugar, insistir a base de velocidad por los lados, dándoles salida a Josué Quijano y Salvador García, mientras apoyan la labor de Félix Rodríguez y Wilson. Bajo estas circunstancias es difícil imaginarse a un equipo que tendrá balón, que jugará con propiedad en zona del rival y logre un resultado categórico. Seguimos siendo un equipo muy limitado e incluso a mi juicio con una banca que brinda pocas variantes.