•  |
  •  |

El Madrid jugará frente al Rayo su partido como visitante más exigente desde que viajó a Mestalla en noviembre. Así lo anuncia la clasificación y así lo dio a entender José Mourinho, que planificó el último entrenamiento a las cuatro de la tarde, la misma hora a la que se ha previsto el encuentro en Vallecas. El técnico madridista procura que su equipo se adapte a condiciones nuevas. El horario es una de ellas. El campo, el más pequeño de Primera, presentará dificultades añadidas para un Madrid poco habituado a manejar los partidos sin espacios. Mourinho huele a emboscada.

“Espero un rival difícil y un partido complicado”, avisó Mourinho antes de dirigir la última práctica. “El Rayo tiene una filosofía de juego ofensivo, pero en Vallecas juegan un poco diferente que fuera. La calidad de su juego es mejor fuera de casa. Fuera elaboran, construyen más. En casa, quizá por las dimensiones del campo, o porque la hierba no está en buenas condiciones, juegan más directo, con construcción directa, con gente como Diego o Michu acudiendo al primer balón o al segundo balón. En Vallecas el juego es menos bonito, pero en general es un equipo que juega sin miedo. Más que esperar un Rayo más ofensivo, más abierto o más cerrado, espero un partido difícil”.

El entrenador no descartó la posibilidad de responder a la frontalidad del Rayo con las mismas armas. “Es difícil de prever lo que puede ser el partido”, dijo, cuando le preguntaron si creía que había que evitar salir tocando desde atrás.

“Tenemos que intentar no perder nuestra filosofía de juego. Pero si nos tenemos que adaptar a circunstancias diferentes tenemos que hacerlo. No debemos buscar excusas. Si el campo es pequeño pero sus medidas están permitidas, o si el césped no está en muy buenas condiciones, al menos no estará horrible. A mí lo que me preocupa primero es mi equipo, después el adversario, y por último lugar el campo”.

Otro duelo complicado tendrá hoy en el Vicente Calderón el Barcelona cuando se mida al Atlético de Madrid, que sigue ansiando superar a un “grande” y esta vez sería podría ser el momento ideal, aunque es evidente que los azulgrana son favoritos a seguir prolongando su dominio sobre los de Madrid.