•  |
  •  |
  • END

El estadounidense Tyson Gay, campeón mundial de 100 y 200 metros, quedó fuera de la final olímpica de la primera distancia al clasificarse quinto en la segunda semifinal con un tiempo de 10.05. Su compatriota, Darvis Patton, llegó dos centésimas antes que él a la meta y le arrebató el último de los puestos de acceso directo a la final.

La eliminación de Gay hizo suponer que el esperado duelo a tres, se convirtiera en un mano a mano entre los jamaicanos Usain Bolt, plusmarquista mundial con un registro de 9.72, y Asafa Powell, su antecesor en la lista con un tiempo de 9.74. Pero eso tampoco ocurrió porque Powell no consiguió medalla.

Gay llevaba seis semanas sin competir desde que sufrió una lesión muscular en las pruebas de selección olímpica estadounidenses, en las que no pudo ganar, como pretendía, el puesto en 200 metros.

“No sé qué sucedió, corrí lo mejor que pude”

Gay aseguró que desconocía las causas de su bajo rendimiento y aseguró que corrió lo mejor que pudo. “Corrí lo mejor que pude y eso es todo cuanto podía hacer. Hoy no tenía nada dentro, pero di el cien por cien de lo que había”, afirmó Gay, doble campeón mundial el año pasado en Osaka (100 y 200).

El estadounidense se declaró “decepcionado” por no haber llegado a la final olímpica, por lo que había estado trabajando todo el año. “No tengo excusas. Necesito entrenar más, correr más carreras para ganar ritmo. Hice una buena salida pero hacia la mitad me sentí casado”, explicó.

No quiso poner como excusa su lesión en las pruebas de selección olímpica estadounidenses. “Estaba bien, no hay excusas. No tengo nada que lamentar. Voy a seguir corriendo 100 metros. Ahora me espera la temporada europea y aquí el relevo 4x100”, indicó.