Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

(Colaboración)
Sangre fría fue la que mostró nuevamente Oswaldo Mairena, relevando en el séptimo episodio con corredores en tercera y segunda por los sultanecos. “Gracias a Dios mi trabajo sobre el montículo ayudó a brindarle la tercera victoria a Matagalpa. La concentración y paciencia para escoger el lanzamiento adecuado para sacar out ha sido determinante, y además tengo un compromiso con este equipo que creyó en mí, al darme la oportunidad de representarlos en este campeonato”.

Yáder Hodson, con el doble en el séptimo episodio, produjo la carrera de la ventaja 3 contra 2, y llegó a 3 impulsadas en la final. Conecta 5 imparables en 11 turnos, con par de dobles y un cuadrangular. “Para esto me trajeron este año, para ayudarles ofensivamente, gracias a Dios mis batazos han salido en el momento decisivo, y lo mejor es que en estos 3 encuentros hemos vencido los mejores lanzadores de Granada y ya estamos pensando en el campeonato”.

Con dolor en su hombro, Jorge Luis Avellán fue capaz de conectar 3 imparables en 5 turnos con una carrera impulsada. Avellán derrocha pasión por el juego. “Me gusta entregarme completamente en el terrero, los lanzadores han estado con mucha velocidad por el descanso que tuvieron. Estoy realizando ajustes en mi swing para ayudar al equipo en el camino al título”.

Peloteros del Granada agredidos
El equipo granadino, en su llegada al Estadio “Chales Solís”, fue agredido por cuatro individuos que los amenazaron con armas de fuego, específicamente a Julio César Ráudez y al manager Hubert Silva. “Nosotros nos bajamos del bus y de repente cuatro personas nos comenzaron a agredir verbalmente y me pusieron un revólver cerca del pecho. Al ver mis compañeros que me atacaban salieron a mi ayuda y ellos se refugiaron en su casa. Ya puse la denuncia a la Policía y espero que no vuelva a suceder este hecho”, señaló Ráudez.