•  |
  •  |

En medio de un partido de muchas alternativas, la Selección Nacional Sub-17 de Nicaragua cayó 2-1 ante su similar de Honduras, y aunque fue evidente que le falta condición física y un poco de orden, no se vio mal ante los catrachos que hicieron pesar su experiencia e individualidades en la parte complementaria para rescatar un partido que perdían 0-1 por un penal discutido.


Los nicas dejaron un buen sabor, mostraron carácter, no se vieron tímidos ante un grupo de jóvenes de las reservas de los clubes de Primera División de Honduras.


En el primer tiempo la bicolor mantuvo preocupada a su rival por la recuperación del balón en el centro del campo. Los dirigidos por el técnico José Valladares querían apostar al juego rápido pero cargaban mucho el balón antes de entregarlo para hacer más rápida la transición. Los catrachos mostraron una cara más segura con algunos cambios que hizo como Steven Ramos, quien juega en Primera con el Real España.


De la primera parte del juego no hay mucho que rescatar, sin embargo, en  el complemento las cosas cambiaron. Nicaragua con menos aire aunque con más coraje, se puso adelante con un penalti en un balón filtrado que casi le permitió encarar a Christofer Zelaya con el portero catracho.


Fue un penal discutido pero bien cobrado por el defensa central Santiago “Cheché” Cruz al minuto 47. Pero no duró mucho la ventaja de los nuestros pues siete minutos más tarde, los catrachos empataron con un balón bien filtrado a Jorge Boden que dejó sin opción al portero de la nacional.


 El duelo se definió al minuto 62 con un tanto de Debron García, pero los nicas tuvieron al menos tres claras de gol, la mejor fue un centro que viniendo desde atrás no pudo rematar a las puertas del marco catracho, el mismo García. Los nicas se enfrentan hoy a los hondureños a las 3:00 p.m. en el Estadio Nacional de la UNAN-Managua.