•  |
  •  |

Revitalizando el boxeo como un show de furia, el mexicano Orlando Salido se levantó de la lona en el cuarto asalto para meterse decididamente a las brasas y protagonizar con el boricua Juanma López, una pelea de ritmo tan violento, que la posibilidad de un desenlace por nocáut estuvo saltando de un lado a otro en cada instante, hasta que Salido, con sus pómulos hinchados y los ojos semi-cerrados, bombardeó a López con una impresionante combinación de golpes a la cabeza, derribándolo y dejándolo en un estado de deterioro, que obligó al referee a detener el combate en el décimo asalto.

De esa forma, el temerariamente impetuoso azteca, derrotado 11 veces en su carrera de 51combates, retuvo el cinturón pluma de la OMB, que precisamente arrebató a López el 16 de abril de 2011, noqueándolo técnicamente en ocho asaltos.

Pese a la intensidad de la pelea cobijada por una presión agobiante y la caída de Salido, el mexicano estuvo ofreciendo una agresividad sin pausas aunque con riesgo de abrir su defensa facilitando el golpeo recto de López, pero impresionando, que es lo que pretendió en todo instante para hacer girar las tarjetas.

La bravura de ambos fue llevada al límite en los rounds ocho y nueve, con Salido contragolpeando sólidamente, disparando entre la guardia de López y acertando por afuera, mientras las llamas crecían en vista de la insistencia del boricua, quien propuso más voltaje en el noveno, y se vio inmerso en cambios de metralla electrizantes con el público de pie y los televisores echando humo mientras Salido, saliendo de las cuerdas, cerraba con una derecha explosiva que López, en un alarde, resistió.

En el décimo asalto, con el desgaste de los gladiadores sometido a prueba, López se mostró un poco aturdido sin poder establecerse, y el mexicano fue a fondo y con un golpeo de derecha e izquierda al rostro agrietándose del puertorriqueño, remató con un cruce de zurda, de corto trayecto, tumbándolo.

Al incorporarse, López se movió como si todos sus músculos y huesos estuvieran dentro de un costal, desordenados, y la decisión del referee, suspendiendo el combate, fue acertada. Atrás quedaron dos tarjetas a favor de López abiertas a discusión, y otro empate.

dplay@ibw.com.ni