•  |
  •  |
  • END

Beijing/ El País

Olvídense de uno de los más grandes duelos que esperábamos ver en las competencias de pista. El cubano Dayron Robles, reciente dueño de la marca mundial de los 110 metros con vallas, puede estar tranquilo. Su presión es normal, lo mismo que su pulso. El temible rival Li Xiang, ganador del oro en Atenas, no estará entre los retadores.

El estadio Nacional de Pekín, conocido como el Nido de Pájaro, quedó conmocionado cuando el ídolo del gigante asiático, el campeón olímpico y mundial de los 110 metros vallas no pudo ni siquiera correr la sexta serie de la primera eliminatoria y tuvo que abandonar. Li Xiang, plusmarquista mundial hasta que el cubano Dayron Robles se le arrebató el honor en Ostrava (República Checa), forzó hasta el último momento para tratar de recuperarse de una lesión en los isquiotibiales de la pierna derecha, de la que, como luego se comprobó, no estaba restablecido.

Liu, que llevaba dos meses sin aparecer en público para intentar recuperarse de su lesión, no corrió y echó por tierra cuatro años de preparativos para repetir el sorprendente triunfo de Atenas: en este tiempo, se le preguntó en los medios chinos tantas veces por el oro de Pekín, que el tema se había convertido en una obsesión nacional, una presión que quizás el vallista no pudo superar.

El mismo comentarista de la televisión nacional china, CCTV, comentaba atónito la situación: "Podíamos asumir que Liu ganara, o que perdiera, pero esto no nos lo esperábamos nadie". Liu finalmente no ha corrido ni una sola eliminatoria, pero quienes si han sido veloces son los internautas chinos, que a los diez minutos del asombroso abandono llenaron los foros de internet con sus comentarios intentando explicarse el porqué.

En sólo 15 minutos después de la carrera, el foro sobre el tema abierto en Sina.com, el portal más famoso del internet chino, tenía ya 6,000 comentarios. La retirada de Liu además impedirá ver en el estadio del Nido de Pájaro uno de los duelos más esperados, el suyo contra el cubano Dayron Robles --ahora con el camino expedito al oro-- que hace sólo dos meses batió el récord mundial de la modalidad, plusmarca que tenía hasta entonces el vallista chino.