•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Desplegando una ofensiva implacable con la movilidad de Robben y el cañoneo de Mario Gómez, el Bayern alemán aplastó 7-0 al Basilea suizo, sorprendente ganador del primer round 1-0, en tanto el Inter italiano, en la misma situación frente al Olimpic de Marsella –atrás 0-1 por derrota previa-, fue apuñalado por un remate de Brandao en el minuto 92, borrando el gol de Milito a los 75, e inutilizando el penal ejecutado por Pazzini en el último grito del drama, a los 94.

El empate global 2-2, con el Marsella marcando un gol como visitante, “mató” a este Inter, nada que ver con el flamante ganador de las Champions 2010, después de eliminar al Barcelona. Lo más doloroso es que el gol de Brandao fue producto de un fuera de juego innecesario con el Inter perdiendo la posesión del balón cuando la prórroga parecía un hecho. El arquero Mandanda realizó el cobro largo por arriba, logrando llegarle el brasileño Brandao entre Lucio y Samuel, y con Julio César buscando el achique, el taponazo certero sacudió las redes.

Que un equipo italiano no pueda manejar la ventaja de un gol por tres minutos es una rareza, pero ocurrió ayer y el Inter quedó decapitado en el Giuseppe Meaza ante 70 mil corazones sangrantes.

La demostración del Bayern “masticando” la defensa del Basilea fue escalofriante. El holandés Robben marcó el primer lugar apareciendo por la derecha y recibiendo de un defensa, antes de realizar una recuperación sobre la raya y entregarle una pelota a Muller para el 2-0.

Mario Gómez con el primero de sus cuatro goles cerró el primer tiempo. El mismo Gómez a los 50, 61 y 67, y Robben en el 81, completaron la masacre 7-0 garantizando el boleto para cuartos de final.