•   Culiacan, México  |
  •  |
  •  |
  • Especial para END

Su presencia provoca admiración y respeto… Obvio, Julio César Chávez fue un icono en el boxeo mexicano y mundial, con 107 victorias (86 KO)-6 reveses y 2 empates, ganador de tres títulos en diferentes categorías (130, 135 y 140 libras), de manera que haberlo tenido ayer en el entrenamiento público de la cartelera pugilística que encabeza su hijo Omar contra el colombiano Emilio Julio en el Palenque de Culiacán a partir 7:00 p.m (hora nica), era una estupenda oportunidad para conocer qué piensa sobre nuestro máximo exponente, Román ‘Chocolatito’ González.

Chávez ha estado en varios de los combates del pequeño pero explosivo boxeador pinolero en México, así como el que hizo en Las Vegas, Nevada, en octubre del año pasado, de tal manera que es una voz autorizada para hablar del campeón.

“La verdad que ‘Chocolatito’ es un peleadorazo” , expresó como punta de lanza la leyenda que cabalgó con tanto corazón y calidad por los diferentes cuadriláteros del orbe.

“Nos tiene sorprendidos a todos los que hemos podido verlo. Es un pegador nato, que hace daño y va machacando con su mano abajo y arriba, pero creo que hay que enfrentarlo a rivales más exigentes”, indicó Julio César.

¿Qué hay que corregirle a Román?
“Creo que toma mucho castigo innecesario, hay que trabajar con él en la técnica, en su defensa para evitar eso, pero no tengo duda que será uno de los mejores pesos pequeños del mundo”, admite.

¿Su principal virtud?
“Es inteligente sobre el ring y tiene una buena línea de ataque, queda muy poco tiempo para que le vengan grandes peleas. ‘Chocolatito’ puede ganarles a todos en ese peso, pero tiene que mejorar su defensiva”, asegura Chávez.