•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La maquinaria destructiva del Real Madrid, bien aceitada, funcionó con esa eficacia de sobra conocida y liquidó al CSKA de Moscú por 4-1 con dos goles de Cristiano, uno de Higuaín y otro de Benzemá, obviando el formidable taponazo de Tosic, al mismo tiempo que el Chelsea inglés, en su patio, se salió de la fosa derrotando también por 4-1, a este difícil Nápoles impulsado por Cavani, Lavezzi y Hamsik, necesitando batallar 30 minutos extras para celebrar la estocada de Ivanovic, quebrando el equilibrio global 3-3.

El Arsenal se quedó cortó por un gol frente al Milán, intentado borrar el 4-0 adverso que le clavaron en San Siro, pero el Chelsea imponiéndose 3-1 en tiempo regular, siguió respirando y aseguró su resurrección en el alargue, con ese gol de Ivanovic, consecuencia de una excelente combinación de esfuerzos y habilidades de Ramírez y Drogba por la derecha.

Ese gol de 24 kilates fue logrado en el minuto 105, después de una estupenda retención de pelota lograda por el brasileño Ramírez, sobreviviendo al acorralamiento que le aplicaron dos defensas contra la raya derecha, y realizando ese pase por el ojo de una aguja hacia Drogba, el marfileño, quien de inmediato maniobró con rapidez y precisión de espaldas a Cannavaro, consiguiendo giro y filtración rasante, para el remate sereno y contundente de Ivanovic desde la frontal, a la altura del punto de penal.

Fue un acierto del Chelsea -dirigido interinamente por Di Matteo, como reemplazo del portugués Villas Boas- seguir jugando hacia adelante, sin dar tregua, buscando proyecciones, lo que le permitió fabricar dos enormes posibilidades con Torres y Drogba, no concretadas. Hasta en los últimos instantes, el Chelsea se replegó para funcionar en la contención tragando minutos, y mantuvo bajo control al desesperado Nápoles, que al igual que en la época de Maradona, no pudo avanzar lejos en la Champions.

El sorteo para los cruces de cuartos se efectuará mañana con los ocho clasificados: Real Madrid, Barcelona, Chelsea, Benfica, Bayern Munich, Marsella y el sorprendente APOEL de Chipre.

 

dplay@ibw.com.ni