•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El talento, la destreza y la valentía de Erasmo Ramírez, que han estado alumbrando ese campo minado que es el pitcheo bajo observación de los Marineros de Seattle en esta fase de adiestramiento y evaluación, regresa hoy a la trinchera para lanzar contra los Gigantes de San Francisco.

“Excepcional”, dijo el manager Eric Wedge abrillantando sus ojos, después de haber visto como Erasmo, tratando de acelerar el presente, atornilló con tres ceros autoritarios a los Cascabeles de Arizona, últimos ganadores del Oeste en la Liga Nacional.

Cuando alguien obliga a esa expresión ¡excepcional!, salta al centro del interés y tiene que aprender a coexistir con la presión rodeado de expectativas crecientes. Así que Erasmo, metido de lleno en la pelea, intentando saltar sobre el puñado de jóvenes tiradores que ha reunido Seattle, será sometido nuevamente a prueba hoy, con todas las miradas encima, posiblemente coincidiendo con Barry Zito en el cruce de disparos, nuevamente a prueba con todas las miradas encima, mientras el rol de Vicente Padilla, continúa en discusión.

Con los Medias Rojas tan inclinados por el traslado del relevista Daniel Bard a la rotación, que el periodismo de Boston lo da por un hecho, y colocando en la mira al agente libre Roy Oswalt, que en medio de la escasez imperante obviamente interesa a varios equipos, Padilla, seguro en el staff, no tiene una misión definida, y por ahora, está siendo considerado como un brazo apropiado para el bullpen.

La idea que Vicente tiene metida entre ceja y ceja es continuar su carrera como abridor, que es como se siente mejor, porque eso ha sido la mayor parte del tiempo, pero naturalmente, se encuentra preparado para trabajar como sujetador, preparador o rematador, tres facetas del pitcheo de relevo.

Pienso que podría desembocar en los cierres, lo cual, de encontrarse bien restablecido de cuello, codo y hombro, podría alargar su carrera, quizás impulsarlo a la notoriedad un buen rato, y permitirle agrandar su cuenta bancaria. Recordemos que la regla de juegos salvados, favorece a los pitcheres en la construcción de cifras llamativas.

 

dplay@ibw.com.ni