•  |
  •  |
  • END

Beijing/Diario Granma.- Cuba mantuvo su invicto en el torneo olímpico de béisbol al doblegar fácilmente a la selección de Holanda con marcador de nocaut 14x3 en ocho entradas, en un juego en el que los campeones olímpicos batearon 15 indiscutibles.

Con balance de 5-0, igual que Corea antes del duelo entre ellos, el equipo cubano ha ratificado su capacidad para producir resultados apoyándose en la solidez de su béisbol y la gran calidad de sus peloteros.

Contra Holanda, que se dio el lujo de vencer a Cuba en Sidney 2000, nuevamente Alexei Bell fue el hombre grande de la ofensiva caribeña al conectar para balance de cuatro hits en cinco turnos, uno de ellos doble. El jardinero derecho anotó dos e impulsó otras tres. Otro que no para de destacarse es Alfredo Despaigne, que de regreso al séptimo puesto en la tanda, registró de 5-3, una anotada y tres empujadas.

Ese bateo apoyó la labor de los lanzadores Yadiel Pedroso y Jonder Martínez, quienes permitieron dos y una carrera, respectivamente. El también derecho Miguel Lahera cerró el encuentro, en el cual el mentor Antonio Pacheco dio juego al segunda base Héctor Olivera y al torpedero Luis Miguel Navas, mientras Rolando Meriño se ocupó de la receptoría todo el tiempo.

Por Holanda pegaron jonrones solitarios, Bryanen Engelhardt, en la segunda tanda, y Percy Isenia, en la séptima, los cuales no ayudaron en nada a su equipo para lograr la victoria. Los cubanos sumaron así su quinta victoria mientras los europeos sufrieron la cuarta derrota en cinco salidas.

En otros partidos de la jornada, Japón derrotó 1-0 a Canadá y aseguró el pase a la discusión de las medallas, junto con Cuba, Corea del Sur y Estados Unidos (3-2).

En una fiera batalla, Corea derrotó a Taipei 9x8 en un partido de 28 cohetes, incluyendo un jonrón de Ko Yungming, en tanto en el mejor juego de la quinta jornada, Japón se impuso 1x0 a Canadá, aprovechando un jonrón de Inaba Atsunori. El partido se caracterizó por un gran duelo de pitcheo entre el japonés Yoshihisa Naruse y Chris Begg. La carrera fue anotada en el inicio del quinto inning.

Estados Unidos, que gana tres y pierde dos, sin impresionar, superó fácilmente al equipo de China continental 9x1. La única carrera de los chinos fue producto de un jonrón de Yang Yang. Estados Unidos dejó 12 hombres circulando en las bases.

El juego Cuba-Corea es de gran atractivo. Duelo de invictos. Ellos se midieron en dos partidos en Seúl, previos al torneo olímpico, el primero lo ganó Cuba 6x2 y el segundo sufrió un descalabro de 15x3, que disparó las alarmas en la isla y motivó a Pacheco a apretar clavijas.

"Esos dos juegos nos enseñaron que no nos podemos confiar de nadie. El primer día les ganamos y luego el equipo salió relajado y perdimos. Gracias a esos juegos supimos quién es Corea del Sur, un equipo de buen nivel de pelota y con el que hay que contar para la ronda final", aseguró el piloto caribeño.