•  |
  •  |
  • END

El problema de la torcedura en el cuello parece haber sido superado. Ahora necesitamos saber cómo está su brazo y cómo lucirá contra la alineación de los Tigres después de dos atrasos. Naturalmente el interés es muy grande acercándonos a las exigencias del mes de septiembre.

No es lo mismo enfrentarse a Daisuke Matsuzaka o a Scott Kazmir que a Armando Galárraga, eso transforma las posibilidades de victoria de Vicente Padilla esta noche frente a los Tigres de Detroit.

Sin embargo, no es eso lo que puede conducirlo a un buen trabajo, sino que por primera vez, desde antes del receso del Juego de Estrellas, el derecho lanzará sin dolor en el cuello. “He estado haciendo el esfuerzo para que no me incomode, pero este dolor ha restado a mi localización”, dijo el pitcher pinolero.

Los Tigres ya no son el equipo que empezó mareado la campaña, pero esos mismos lo atacaron duro el 22 de abril con siete carreras limpias en tres entradas. Ese día le sacaron la bola del parque Maglio Ordóñez, Miguel Cabrera y Ramón Santiago.

Lo peor del caso es que Justin Verlander, que no le ganaba a nadie en el arranque, logró una de sus mejores faenas en su lucha por recuperarse y su primera victoria del año después de tres derrotas en fila.

Galárraga es un pitcher de 6.5 de estatura, que fue canjeado de los Rangers a los Tigres en el receso de la temporada y ha logrado un gran impacto al mando de Jim Leyland, con 11-4 y 3.11 de efectividad, superando las estadísticas de grandes de Detroit como Kenny Rogers, Nate Robertson, Verlander y los lesionados Dontrelle Willis y Jeremy Bonderman.

El oriundo de Cumana, Venezuela, registró una de sus mejores salidas el pasado 14 de agosto contra Toronto, permitiendo una carrera en ocho entradas, seis ponches, dos bases y una carrera. Realizó 121 lanzamientos, lo más alto que ha logrado en su carrera, y por si fuera poco en ocho de sus diez últimas salidas no permite más de cuatro carreras, además de cinco aperturas de calidad.

Padilla sigue siendo el pitcher más importante de Texas con su 12-6 y 4.85 de efectividad, pero ahora promete estar en la brecha cada cinco días, debido a que el dolor desapareció completamente.