• |
  • |
  • Elespectador.com

Un tanto de Mario Gómez y otro de Arhen Robben sellaron la victoria del Bayern de Múnich en el terreno del Olympique de Marsella (0-2), un triunfo que deja a los alemanes a las puertas de las semifinales de la Liga de Campeones.

El conjunto germano se mostró muy superior al francés, que apenas aguantó el primer tiempo, pero se marchó al descanso ya por debajo en el marcador gracias a un tanto logrado al borde del descanso por Gómez.

Los de Didier Deschamps dejaron una muestra de todos los argumentos que les han sumido en una crisis de enormes circunstancias, con nueve partidos consecutivos sin conocer la victoria, ocho de ellos con derrotas.

La desorganización y falta de poder ofensivo que dejaron en el encuentro ante el Bayern les dejaron a merced de los de Jupp Heynckes, que solo tuvieron que controlar el encuentro y fiarse de alguna genialidad de sus atacantes para marcharse con un pie en la siguiente ronda.

Sin forzar la máquina, el Bayern se llevó el triunfo del Velódromo marsellés ante un débil Marsella. En el 44, Gómez culminó un contragolpe que nació de una mano de Lahm, pasó por los pies de Ribéry y Robben, el cual sirvió bien para que el jugador de origen español lograra su undécimo tanto en la máxima competición europea.

Tras el descanso, con el marcador en contra, se dejaron notar más las carencias del Marsella, para el minuto 69, sobre pase de Thomas Müller, Arjen Robben marcó el segundo tras lanzamiento con la zurda a bocajarro desde el lado derecho por bajo, junto al palo izquierdo.