•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La utilidad de un relevista está sujeta a cómo sobrevive en los momentos más difíciles, pues muchas veces entra al rescate bajo una enorme presión cuando no hay derecho a fallar porque un parpadeo y el resultado es casi mortal. Algo así le ocurrió ayer a Erasmo Ramírez, quien entró ante los Rangers con uno a bordo en el séptimo y dos outs, para medirse nada menos que a Ian Kinsler, y con cuenta de 1-1, al rivense se le quedó una curva en la zona y este lo "mató" conectando un doble al izquierdo.

“No puedo cometer esos errores, porque si sigo así me mandan a las menores. No me lo han dicho pero estoy en un rol en el que debo llegar a resolver, a sacar del apuro y no a dar más problemas y si no lo hago suben a otro, esto es así. Tengo que aprender rápido para que eso no ocurra. Sé que aún me falta. Quizá no he terminado de adaptarme de venir de ser abridor en el que uno llega a lanzar tranquilo, a relevar y en estas situaciones difíciles, pero para eso estoy aquí cumpliendo el sueño de llegar acá, ahora me toca trabajar duro y eso es lo que voy a hacer", dijo aún inquieto el nica mientras se disponía a viajar a Seattle.

Erasmo, tras el doble remolcador de Kisler, permitió hit de Michael Young que trajo al plato la quinta carrera de los Rangers y luego retiró la entrada con elevado de Josh Hamilton. "Contra Young tenía cuenta de una bola sin strike y se me quedó la recta y no la perdonó. Me dijo el abridor (Jason Vargas) que en ocasiones estoy llevando mi cuerpo al home y todavía tengo mi mano de lanzar en el guante. Debo sacar más rápido la bola para tener mejores resultados con mis envíos", agregó Ramírez.

El nica lanzó el octavo y se lució, retirando a Adrián Beltré en rola a tercera y Nelson Cruz en elevado al derecho y aunque golpeó a Napoli, Yorbit Torrealba falló en foul a primera. El juego lo ganó Texas 5x3 con revés de Vargas (1-1), quien tiró 6.2 innings de cuatro carreras mientras el nica lo siguió con los últimos 1.1 innings del juego para dos hits y una limpia que deterioró su efectividad a 4.15 por dos carreras en tres entradas.

En otros partidos, con jonrones decisivos de Justin Morneau –de dos carreras- y de Joe Mauer más otros 18 imparables, los Mellizos remontaron una desventaja de seis carreras con la que ganaban los Angelinos (6x0), que al final fueron vencidos 10x9. Albert Pujols se fue de 5-1 y tiene un discreto promedio de 217 puntos. Brennan Boesch remolcó cuatro carreras para los Tigres de Detroit que lograron su quinto triunfo en seis juegos al vencer 7-2 a Tampa Bay. Carlos Peña se voló la cerca por los Rays por tercera vez en la campaña. En la Nacional, Matt Garza le ganó el duelo y por mucho a Zack Greinke, que no pudo lanzar más que 3.2 entradas mientras los Cachorros vencían 8x0 a los Cerveceros. Garza lanzó para tres hits en 8.2 y ponchó a nueve rivales.