•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El sol mostró su ira y azotó sin misericordia a los jóvenes peloteros que participaron en el “Show Case” organizado por la diferentes Academias y Programas de Desarrollo de Béisbol de Nicaragua ayer en el Estadio “Roberto Clemente”, de Masaya.

Scouts de Cardenales, Boston, Yankees, Cachorros, Mets, Bravos, Seattle, Astros, Rojos, Piratas, Texas, Arizona, Filis, San Diego, Medias Blancas, Toronto, Oakland, Gigantes y Detroit, observaron a una serie de talentos pinoleros, quienes se entregaron de lleno en busca de encender la luz que ilumine su futuro, aunque aún no pueden ser firmados porque no tienen la edad necesaria y varios deberán esperar hasta después del 2 de julio.

Colby McCoy, un lanzador zurdo de Laguna de Perlas, con 16 años y seis meses, primo del ex carabinero de Boston, Devern Hansack, fue quien atrajo con mucho detenimiento los rades de los busca-talentos. Sus disparos llegaron a marcar 85 millas por hora.

“Estaba muy nervioso y mis lanzamientos se me regaban. No andaba bien y eso me afectó”, indicó Colby, quien pesa 180 libras y mide 6 pies con 3 pulgadas, y que hoy viaja a Dominicana a realizar presentaciones para las organizaciones de Texas y Arizona. “Espero que me vaya bien y pueda mostrar mis recursos y cualidades”, dijo.

Otro que fue visto con mucho interés fue el pitcher derecho de 16 años, Ronald Medrano, con estatura de 6 pies, miembro de la Academia de Béisbol Nicaragüense. Este jovencito hizo disparos de 89 millas.

“Fue una agradable experiencia y mi objetivo es dejar una buena impresión. En cada salida pretendo impactar”, mencionó Medrano.

También fueron vistos los lanzadores Víctor Gutiérrez, Jason Martínez, Kevin Gadea. Los cátcheres Jacksell Mairena, Harold Morales, Janner Garay y Nixon Santana.