•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Con la llegada de los Juegos Olímpicos de Londres-2012, muchos atletas chinos están siendo sometidos a una dieta sin carne para evitar la ingesta accidental de sustancias prohibidas por el Código Antidopaje, en un país donde se multiplican los escándalos alimentarios, informó este miércoles la prensa del país asiático.

Así, al menos 196 deportistas de la Federación Nacional China de los deportes acuáticos, que incluye la natación, no han comido carne en los últimos 40 días, según el diario Yangtze Soir.

Los atletas chinos cubren sus necesidades de proteínas gracias al consumo de pescado y proteína en polvo, asegura el diario.

Entre los últimos casos de contaminación alimenticia en China está el de la carne de cerdo, donde se encontró clembuterol, un agente anabolizante que reduce la grasa en favor de los músculos, pero que es potencialmente dañina para los seres humanos y que podría acarrear sanciones por dopaje.

La campeona olímpica china de judo Tong Wen fue suspendida por dos años en 2009 tras dar positivo por clenbuterol, un precedente que preocupa a las distintas federaciones deportivas del país, por lo que quieren poner todas las medidas necesarias para evitar que se repita en la capital británica.

China es regularmente sacudida por escándalos relacionados con la alimentación y la salud. Casos de empresas de aceites de cocina reciclados, huevos teñidos con colorantes nocivos, hongos cancerígenos, cuajada de soja, pastillas con compuestos de suela de zapato o vinos falsificados o adulterados, entre otros, se han revelado en los últimos meses en el país.