•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Era difícil no ver a Janior Montes recibir la nominación de Pelotero de la Semana en el “Pomares”, junto con su compañero Róger Marín.

Janior, a quien pocas veces se le ha visto promediar sobre .300 en su carrera, en este momento es el sublíder de bateo con promedio de .421, producto de 56 hits en 133 turnos oficiales al bate. Anota 27 carreras y empuja 25.

A esas cifras llegó el fin de semana, luego de desbordarse ante el pitcheo de Nueva Segovia. Ante los norteños bateó para .846, al ligar 11 hits en 13 turnos oficiales al bate. Anotó 6 carreras y empujó 6. Entre sus 11 hits bateó cuatro dobles y un jonrón, con los que alcanzó 18 bases, para Sluggin de 1,385. Decidió dos de los cuatro juegos que ganó su equipo.

Igual que Róger Ortiz, de Estelí, Janior bateó 7 hits en turnos consecutivos, lo que inició el viernes al batear de 5-5 y sumar dos hits en sus primeros turnos del juego del sábado.

La Comisión Nicaragüense de Béisbol Superior, CNBS, también reconoce el trabajo de Róger Marín, quien lanzó juego sin hit ni carrera contra Nueva Segovia en el primer desafío de la jornada dominical, celebrada en el Estadio Nacional “Denis Martínez”. El Bóer ganó 4x0 y Marín enfrentó a 20 rivales, de los cuales ponchó a diez y otorgó dos bases por bolas, una intencional a Ernesto Garay en el séptimo inning con las bases limpias y dos outs.

La decisión de darle base intencional a Garay sin nadie en base, surgió del dogout, por el mánager Julio Sánchez, quien no mandó ni disimular el pasaporte, quizá por temor a que le dieran el hit.

La acción fue similar a la del leonés Daniel Miranda, quien le dio base intencional a Juan Oviedo, del Carazo, en el quinto inning. Ese partido León lo ganó por nocáut 12x0 en cinco innings. Otro boleto que dio Miranda fue a Reynaldo Delgado en el segundo episodio.

Recuerdo que en ese momento, Noel Urcuyo Zeledón (qepd) señaló que ese era “un no hitter cobarde”, porque no había nadie a bordo y la pizarra era abultada. Había que enfrentar al bateador y tirarle difícil, como quería hacer Marín el domingo.

Marín es sublíder en triunfos (10-2), y mejoró su efectividad a 1.40, por 11 carreras limpias permitidas en 70.2 innings lanzados.