•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El FC Barcelona ha aceptado que el expresidente Joan Laporta haya criticado a la actual junta, ya que los actuales gestores consideran que el club "es fuerte" y que ninguna persona a título individual "puede hacer daño" a la entidad.

Así de firme se ha mostrado hoy el portavoz de la junta del Barcelona, Antoni Freixa, quien ha comparecido ante los medios para informar de los acuerdos de la reunión de directiva pero que también ha abordado las críticas vertidas hoy por Laporta contra la directiva de Sandro Rosell.

"Cada uno ejerce con su estilo la responsabilidad que tiene, atendiendo a su personalidad. El club es muy fuerte. Está por encima de cualquier persona, entrenador, jugador y presidente. Ninguna persona nos puede hacer daño individualmente", ha apuntado el portavoz y directivo del Barça.

Laporta ha calificado hoy de "una decisión de pánico" que Rosell se haya decantado por Francesc 'Tito' Vilanova como sustituto de Josep Guardiola, porque ha interpretado que la actual junta no ha hecho lo suficiente para retener al que es actualmente el entrenador del Barcelona.

"No tendrían que haber permitido que Guardiola hiciera cosas que no le correspondían, como salir en los momentos críticos a defender a los jugadores o cuando tenía que hablar sobre cuestiones relativas a los arbitrajes", ha subrayado Laporta.

Para el portavoz del Barça, ésta y otras críticas pronunciadas por Laporta hoy en la emisora 'Catalunya Ràdio' no serán respondidas por la actual junta.

"El estilo de ejercicio de la responsabilidad lo escoge cada uno libremente. Nosotros tenemos muy claro cuál es el nuestro: no entrar en ningún conflicto, porque la que saldría perjudicada sería la institución. Anteponemos los intereses del club por encima de cualquier otro interés y no entraremos en ninguna discusión", ha señalado.