•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tras su experiencia en las Mayores con los Marineros, Erasmo Ramírez está convencido que puede aportar a su organización en el rol que lo necesiten y da la impresión que la dirigencia de Seattle piensa de la misma forma. Por eso fue enviado a las Menores, a Triple A, para cumplir algunas aperturas como abridor y luego retornar a las Grandes Ligas bajo esa nueva función.

Después de su segunda salida con Tacoma, en la que se sintió cómodo, porque “recuperé el ritmo y la agresividad que necesito para el rol”, Erasmo explica que aún no sabe cuándo vendrá el llamado del manager, Ed Wedge. “Solo espero una señal para regresar”, agrega ansioso.

“A mí no me informaron cuántas aperturas debía hacer antes de volver a las Mayores. En todo caso, estoy trabajando para subir como abridor, me gusta ese rol, lo he hecho casi en toda mi carrera con la organización y siento que puedo hacerlo en ese nivel de exigencia, pero también me advirtieron que sí necesitan un relevista me pueden subir para resolver el problema, porque ya les demostré mi utilidad en esa función y no me incomoda. Sé que puedo hacerlo”, expresó el joven tirador en conversación con el cronista.

En su última apertura, Erasmo se lució ante el Round Rock de Texas con cinco entradas para tres hits, sin carreras y seis ponches. “Recuperé el time de un abridor, fui más agresivo y controlado con mis envíos, algo que es esencial para poder imponerse. Siento que me estoy desempeñando bien como agregado a lo que demostré en el inicio de la temporada. Pitcheo con suficiente confianza. No le tengo temor a nadie y sé cómo resolver en los momentos de presión”, dijo el nica que abrirá mañana ante el Omaha Storm de Kansas.

“No me desanimo, lo importante es hacer números desde acá y con ellos darles más motivos para llamarme cuanto antes a las Mayores. No importa el rol, aunque insisto me siento más cómodo como abridor, pero si me vuelven a necesitar como relevista, ahí estaré sacando out”, concluyó.

 

 

Francisco Jarquín Soto

Tras su experiencia en las Mayores con los Marineros, Erasmo Ramírez está convencido que puede aportar a su organización en el rol que lo necesiten y da la impresión que la dirigencia de Seattle piensa de la misma forma. Por eso fue enviado a las Menores, a Triple A, para cumplir algunas aperturas como abridor y luego retornar a las Grandes Ligas bajo esa nueva función.
Después de su segunda salida con Tacoma, en la que se sintió cómodo, porque “recuperé el ritmo y la agresividad que necesito para el rol”, Erasmo explica que aún no sabe cuándo vendrá el llamado del manager, Ed Wedge. “Solo espero una señal para regresar”, agrega ansioso.
“A mí no me informaron cuántas aperturas debía hacer antes de volver a las Mayores. En todo caso, estoy trabajando para subir como abridor, me gusta ese rol, lo he hecho casi en toda mi carrera con la organización y siento que puedo hacerlo en ese nivel de exigencia, pero también me advirtieron que sí necesitan un relevista me pueden subir para resolver el problema, porque ya les demostré mi utilidad en esa función y no me incomoda. Sé que puedo hacerlo”, expresó el joven tirador en conversación con el cronista.
En su última apertura, Erasmo se lució ante el Round Rock de Texas con cinco entradas para tres hits, sin carreras y seis ponches. “Recuperé el time de un abridor, fui más agresivo y controlado con mis envíos, algo que es esencial para poder imponerse. Siento que me estoy desempeñando bien como agregado a lo que demostré en el inicio de la temporada. Pitcheo con suficiente confianza. No le tengo temor a nadie y sé cómo resolver en los momentos de presión”, dijo el nica que abrirá mañana ante el Omaha Storm de Kansas.
“No me desanimo, lo importante es hacer números desde acá y con ellos darles más motivos para llamarme cuanto antes a las Mayores. No importa el rol, aunque insisto me siento más cómodo como abridor, pero si me vuelven a necesitar como relevista, ahí estaré sacando out”, concluyó.