•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Estelí fue el gran ganador en la jornada de reprogramación del “Pomares” celebrada ayer… Además de cortarle en 14 la racha de victorias al Bóer, dio pasos gigantescos en la tabla de posiciones y se metió de lleno a la pelea por la clasificación en el grupo “A”.

Todos los vientos le favorecieron a Estelí ayer… Antes de mediodía, Boaco dio la sorpresa al dejar en el campo a Chinandega 3x2 en el inning 12 de la continuación del partido suspendido el 1 de abril, y más tarde, los norteños derrotaron 4x3 al Bóer.

De golpe, Estelí se acercó a tres juegos de Chinandega, cuarto lugar del grupo “A”, y la presión podría aumentar el fin de semana, cuando los estelianos enfrenten a Boaco y occidentales a Jinotega.

Queda la expectación por el veredicto por la protesta de Estelí del juego del pasado viernes contra Granada, donde los sultanecos violaron el Sistema de Competencias. Ese juego podría serle adjudicado a Estelí, y se acercaría a dos juegos de Chinandega.

El partido en Boaco se resolvió en una entrada. Después que falló Chinandega el inicio del 12, en el cierre, tras un out, Boaco ligó cuatro hits seguidos y decidió el partido. Los hits los dieron Oswaldo Páramo, Johnatan González, Luis Sequeira y Manuel Cubas, que decidió. Ganó Claudio Jarquín y perdió Luis Luna.

En Estelí, Marlin Mejía lanzó pelota de 4 hits y una carrera en 8 innings, para derrotar al Bóer 4x3. Los norteños decidieron temprano, descifrando a Braulio Silva. Le anotaron una carrera en el primer inning por rola empujadora de Yorman Trujillo con las bases llenas, y marcaron tres en el tercero, combinando hit de Norlan Cruz, doble de Norgen Melgara, triple de Trujillo empujando dos y doble de Róger Castellón.

El Bóer anotó una en el cuarto inning, empujada por hit de Stanley Loáisiga y dos en el noveno, por base a Stanley, triple empujador de Janior Montes y sencillo productor de Jass Vargas.

La tribu dejó a Vargas en segunda base, y vio terminada su racha de 14 victorias seguidas, la segunda más prolongada en nuestro béisbol, superada solo por los 15 del San Fernando en el 93.