•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Liverpool fue autorizado este jueves por el modesto club del Wigan a iniciar negociaciones con su entrenador español Roberto Martínez, de cara a un posible fichaje para sustituir al escocés Kenny Dalglish, leyenda del club y destituido el miércoles.

"Nos gustaría conservar a Roberto, que es un gran entrenador, pero hay dos o tres clubes a la búsqueda de un nuevo entrenador y Roberto está en todas las listas. Si el Liverpool va en serio, entonces podemos perderle", explicó el presidente del Wigan, Dave Whelan, en declaraciones a Sky Sports News.

Martínez, de 38 años, que dejó el Swansea para fichar por el Wigan en 2009, ha conseguido mantener al modesto club de Lancashire en la Premier League, a pesar de su reducido presupuesto.

El Wigan logró esta temporada derrotar al Liverpool, el Arsenal, el Manchester United y el Newcastle United, en sus ocho últimos partidos, y terminó el campeonato con una meritoria decimoquinta posición, siete puntos por encima de la zona de descenso.

El Liverpool finalizó el campeonato en el octavo lugar, su peor resultado desde hace dieciocho años, a 37 puntos del campeón Manchester City y a 17 de la clasificación para la Liga de Campeones, el objetivo fijado para la actual temporada.

Dalglish, que había sido llamado en enero de 2011 para sustituir a Roy Hodgson, actual seleccionador de Inglaterra, pagó cara su política de fichajes poco acertada.

A pesar de la venta del español Fernando Torres, por una suma elevado de 58 millones de euros, no fue capaz de construir un plantel a la altura de los otros grandes del país ni de formaciones teóricamente más modestas, como el Newcastle o su vecino Everton.