• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El Real Estelí enfrenta esta noche en el Nacional de la UNAN-Managua, a un Diriangén con poco chance para revertir el 0-3 con el que cayó en el duelo de ida de la final del Clausura. Aún sin enfrentar a Marlon Medina y Franklin López por expulsiones y casi confirmada la ausencia de Juan Barrera por lesión, los diriambinos se aferran casi al “milagro” en su intento de arrebatar el título del Clausura al Estelí. Suena duro pero tras el pobre rendimiento de los diriambinos en el primer duelo, es difícil imaginarse algo peor en el partido de vuelta. Quizá, el mismo Estelí sin la urgencia de buscar un triunfo, deje al Diriangén un poco más con el balón mientras la cancha de grama sintética juegue su papel. Es un hecho, son pocos los equipos que aguantan el desgaste por 90 minutos, y hasta ahora de los que mejor han salido en ese campo han sido los norteños.

El problema de los diriambinos es que tendrán que arriesgar más si les interesa meter bajo presión al Estelí. Será cuestión de vida o muerte buscar un gol temprano, pero también eso implica que tendrán que exponerse ante un equipo norteño que sabe jugar bien al contragolpe. Junto a esos inconvenientes a los que tendrá que enfrentar mientras intenta revertir un marcador adverso tan amplio, el técnico Ángel Orellana tampoco cuenta con el personal más experimentado para este tipo de partido de presión con un título de por medio. Estelí tratará de levantar esta noche su sexto título consecutivo, confirmándose como el mejor equipo del país.