Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

De manera categórica, el Rivas logró barrer la Serie Final del XXXV Campeonato de la Miami Dade Baseball League con sede en los campos 2, 3 y 4 del Tamiami Park.

Sorprendiendo a todos los entendidos y mas allá de los cálculos de probabilidades que se estimaron para valorar el play off tomando en cuenta los elementos participantes enfrentados, el Rivas rompió esos papeles y superó con creces al Miami New Realty, un adversario altamente calificado que llegó al último peldaño del escalafón de competencia con notas excelentes para rivalizar por el título de este campeonato.

El primer juego realizado el domingo 17 de agosto, lo ganó 8x3 el Rivas. El domingo pasado el Rivas remató ganando los dos juegos. Henry Martínez volvió a ser el rescatador de Freire en el sexto episodio. Henry atornilló los bates miamenses durante cuatro entradas sin permitir carreras, ponchando a cinco y dejándoles batear sólo un hit.

Carlos Castillo fue el protagonista en la avanzada. Debido a Castillo, el Rivas arrebató el juego al Miami cuando éste equipo tenía ventaja de 6x4 en el octavo episodio, y Castillo barrió las bases con un cuadrangular, llevando por delante a dos compañeros. Este racimo de carreras puso el marcador final 7x6.

En el tercer duelo, Miami abrió el marcador con una en el primero. Rivas ripostó en el cuarto con cuatro anotaciones. Luego hizo una más en el quinto, mientras el Miami volvió a anotar dos en el octavo. El final marcó un 5x3 que clausuró este campeonato con el Rivas como el mejor equipo de esta organización.

El juego mantuvo un nervioso interés dentro y fuera del campo debido al estrecho margen del marcador y los embates constantes del Miami, que con desesperación inclaudicable peleó la batalla hasta el último out.

El gemelo Daniel Martínez caminó ocho entradas esparciendo siete hits. Carlos Castillo se encargó de socar el tapón en el noveno. Perdió Yasmani Thorndike e intervinieron, tratando de salvar la causa, Howard Cuervo y Sandi Ojito.

Por los nuevos campeones se puede señalar la estructuración de un buen equipo, compactado en todos los aspectos necesarios para hacer un buen juego, a sabiendas de que cada uno de los peloteros sabe cómo jugar este deporte. Las pocas fallas que hubo no demeritaron ni causaron daños que afectaran los resultados. Hicieron en cada juego lo mejor, mucho mejor que su enemigo.