•  |
  •  |
  • END

Oscar de la Hoya ha amarrado prácticamente un acuerdo para poner fin a su carrera boxística el 6 de diciembre en un combate frente al filipino Manny Pacquiao, informaron ayer miércoles a The Associated Press dos fuentes cercanas a las negociaciones.

Las fuentes, que solicitaron permanecer anónimas porque no habría un anuncio sino hasta el jueves, dijeron que las conversaciones entre De la Hoya y Pacquiao, estancadas desde hace tiempo, se reanudaron recientemente, cuando ambas partes encontraron una manera aceptable de dividirse los ingresos de 100 millones de dólares.

Se cree que la pelea sería la más lucrativa desde que De la Hoya cayó por decisión dividida ante Floyd Mayweather Jr., el año pasado.

Salvo que haya un cambio de último minuto en las negociaciones, la pelea confrontará al astro más rentable del boxeo y a uno de los púgiles más talentosos, en el casino y hotel MGM Grand de Las Vegas. El convenio fue anunciado inicialmente por ESPN.com.

No ha sido fácil pactar el combate. Ambos púgiles deben hacer sacrificios físicos para la contienda en la división de los welter (66 kilogramos o 147 libras). De la Hoya bajaría a esa categoría por primera vez en casi ocho años, mientras que Pacquiao ingresaría en la mayor división en la que haya peleado en su vida.

Ambas partes también han tenido diferencias sobre la forma de dividir la bolsa. De la Hoya buscaba el 70 por ciento y Pacquiao había advertido que no se conformaría con menos del 40%.

No estaba clara la forma en que se habrían resuelto estas discrepancias, pero el jueves se realizaría un anuncio.

De la Hoya (39-5-0, con 30 nocauts) ha sido campeón en seis divisiones, así como medallista olímpico de oro. El astro había dicho que no pelearía otra vez en este año.

Luego que la revancha propuesta con Mayweather para septiembre se frustró por el retiro de ese púgil, De la Hoya ha tenido problemas para encontrar un rival de renombre, digno de su última pelea, antes de dedicarse por entero a su empresa promotora de peleas y a otros negocios.

Ahora, De la Hoya considera que el candidato idóneo es Pacquiao (47-3-2, con 35 nocauts), el campeón de cinco divisiones, considerado por muchos el mejor boxeador del mundo, kilo por kilo. Pacquiao no ha peleado desde finales de junio, cuando derrotó a David Díaz, para apoderarse del título de los ligeros del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en lo que fue su primera pelea en la división de las 135 libras (61 kilos).