•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un gol quizás no pretendido, pero notablemente conseguido por Giovanni Dos Santos en el minuto 21, y un penal ejecutado rasante, con violencia, junto al poste derecho, por “Chicharito” Hernández a los 32, establecieron la diferencia con la que México derrotó a Brasil ayer en el Cowboys Stadium de

Arlington.

Este meritorio 2-0, se agrega a las victorias aztecas por 2-0 sobre Gales y 2-1 frente a Bosnia, antes del inicio de las eliminatorias para la Copa del Mundo en el sector de la Concacaf.

Con Neymar, Marcelo, Thiago Silva, Oscar y Hulk como pilares fundamentales, Brasil pudo adelantarse pero vio anularse un gol, por el casi imperceptible fuera de juego de Leandro, y un penal no sentenciado cometido a Hulk, en claro estirón de chaqueta dentro del área, precisamente con el delantero desequilibrándose antes de aterrizar, pero fue Giovanni quien proporcionó ventaja de 1-0 a México, entrando por la izquierda, con el ángulo cerrándose, bombeando esa pelota posiblemente con intención de centrar, y filtrándola por arriba, rascando el poste derecho, quebrando hacia adentro.

Consistente la defensa azteca neutralizando a Neymar la mayor parte del tiempo. El formidable jugador del Santos fue reportado como “desaparecido”, al no poder incidir en el accionar de Brasil, como acostumbra, debilitando las elevadas consideraciones que sobre él, tiene Pelé. Al caer el telón, era natural preguntarse ¿qué pasó con Neymar?

Fue un partido de constante recuperación de balones por la falta de destreza y firmeza en la posesión en cada lado, y México utilizando mejor las opciones de contragolpear. El gol de Giovanni permitió a los aztecas ordenarse mejor y realizar un marcaje apropiado, mostrando casi siempre, superioridad numérica para cerrar, cortar y obstruir.

Trabajó intensamente Marcelo por la banda izquierda, atento siempre al repliegue, tratando de combinar con Neymar, mientras Hulk se movilizaba por la derecha, pero Brasil nunca iluminó la cancha, y terminó sometido por un equipo sin complejos, que supo pelear cada centímetro.

 

dplay@ibw.com.ni