•   Kiev, Ucrania  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades polacas restablecieron hoy los controles fronterizos con sus vecinos comunitarios, dentro del dispositivo de seguridad puesto en marcha con motivo de la Eurocopa de fútbol para detectar a los aficionados violentos que pretendan asistir al campeonato.

Los controles en las fronteras con Alemania, República Checa, Eslovaquia y Lituania fueron suspendidos en 2007, cuando Polonia accedió al espacio Schengen, y se suprimirán de nuevo cuando finalice la Eurocopa.

Se prevé que más de 800.000 personas viajen hasta el país centroeuropeo durante el torneo, lo que ha obligado a la policía local a extremar las medidas de seguridad para evitar desde actos terroristas hasta incidentes protagonizados por las hinchadas.

Cerca de 10.000 policías velarán por la seguridad de la Eurocopa en Polonia, especialmente en las ciudades que albergarán los partidos (Varsovia, Gdansk, Poznan y Wroclaw).

Se trata de la mayor operación realizada por la policía polaca y se llevará a cabo con la cooperación de los representantes de la policía de los países presentes en el torneo, entre ellos diez agentes españoles.

La Eurocopa de Polonia y Ucrania arrancará en Varsovia el próximo 8 de junio con el partido entre las selecciones polaca y griega, y finalizará el uno de julio en Kiev.