•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En los primeros 60 partidos del “Pomares”, que concluyó el domingo, destacan la feroz ofensiva mostrada por Justo Rivas y Dwight Britton que están desforrando pelotas, la agresividad de Iván Marín estafando bases, las rachas de Julio Raudez y Álvaro López, pero el pitcheo del zurdo Alis Sotelo fue especial.

Sotelo, natural de Tisma y que está por cumplir 20 años, se convirtió en el primer lanzador en bordar dos juegos sin hit ni carrera en una temporada, algo que solo había logrado el leonés Antonio Chévez hace 39 años.

El domingo 19 de febrero, Sotelo tiró su primer “no hitter” 2x0 sobre Carazo, en una jornada insólita de dos juegos sin hit ni carrera consecutivos de un equipo en una misma serie, ya que Jimmy Bermúdez ganó 3x0. Ahí, un excelente disparo de Justo Rivas fildeando y tirando a la inicial le salvó el doble cero al poner fuera a Norlan González, que hizo rebotar la pelota al right.

El segundo “no hitter” lo bordó el 22 de abril en un nocáut 10x0 en cinco innings sobre Jinotega en Masaya. En esa oportunidad tuvo que lidiar con el descontrol, ya que cedió 5 bases y golpeó a uno.

Las rachas de triunfos seguidos de Julio Raudez y Álvaro López tienen a la afición comiendo uñas, esperando que las extiendan. Raudez quedó en 12, Álvaro lo empató y tiene la posibilidad de ir más allá. Incluso, se espera que presione por los 20 triunfos.

En un principio, Ofilio Castro se robó el show con un altísimo porcentaje de bateo. Lo dejó en .437 y sigue prevaleciendo, pero al irse a jugar a una Liga Independiente en Estados Unidos, su hegemonía terminará por la falta de turnos para ser elegible.

Ahí es donde entra la verdadera lucha. Ya Justo Rivas tomó el ritmo ofensivo. Cierra la primera etapa como sublíder, bateando .410. Apenas batea 5 jonrones, pero en cualquier momento se enracha, más por su retorno a la Selección Nacional. Ya tiene 44 carreras empujadas, apenas una atrás del líder Juan Carlos Urbina.

Dwight Britton se mantiene bateando .357, pero ha incrementado su ritmo jonronero. Bateó 5 en los dos últimos fines de semana y se instaló en el liderato con 11, uno más que Renato Morales que ha decrecido últimamente.

El otro que se ha lucido es Iván Marín con sus 38 bases robadas. Lleva promedio de un robo cada juego y medio. Su ritmo es para llegar a 56 robos y presionar los 50 de Sandy Moreno.

Esta mañana los representantes de los equipos clasificados se reunirán para preparar la siguiente ronda del “Pomares”.