•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Fue necesario una falla arbitral, para que Johan Santana se convirtiera en el primer pitcher de los Mets en conseguir la proeza de un “no hitter”. ¡Ah, ese doble de Carlos Beltrán destrozaba el intento! La pelota “mordió” la raya de cal con dentellada de doberman, pero la sentencia fue faul, y faul se quedó. En unos años, pocos se acordarán de eso.

¿Cómo es posible que un montículo por el que han pasado desde 1962, siete tiradores de “no hitters” entre Nolan Ryan y Philip Humber, incluyendo a Tom Seaver, Mike Scott, Dwight Gooden, David Cone y el japonés Hideo Nomo, no se haya producido un “no hitter” en medio siglo?

Ryan, quien estuvo con los Mets desde los 19 hasta los 24 años, abriendo 74 juegos antes de ser enviado a los Angelinos, es un tirador de siete “no hitters”, cuatro con California, uno con Houston y dos con Texas, en tanto el as Tom Seaver, quien fue un ganador de tres Cy Young entre los 22 y los 32 años, lanzó un “no hitter” hasta que se trasladó a los Rojos de Cincinnati.

Mike Scott, graduado en Harvard en el arte de la Splitball, estuvo cuatro temporadas con los Mets iniciando carrera, y concretó la hazaña lanzando para los Astros de Houston, mientras Dwight Gooden, de fenomenal arranque con los títulos de Novato del Año y Cy Young, tumbando marcas en sus dos primeras temporadas, esperó llegar a los Yanquis para edificar su “no hitter”.

David Cone es un caso más. Trabajó seis temporadas con los Mets después de haber debutado con Kansas en el bullpen, pero fue con los Yanquis que confeccionó un Juego Perfecto. Y está Hideo Nomo, de paso fugaz con los Mets, limitado a 17 juegos, 16 inicios, que aprovechó una campaña con los Medias Rojas, para firmar un segundo “no hitter”. Previamente lo había logrado con los Dodgers.

Finalmente, Philip Humber, de inicio inadvertido con los Mets y después con Minnesota, tirador de “no hitter” este año con los Medias Blancas.

dplay@ibw.com.ni