•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¿Y ahora quién tiembla? Podría preguntar Paul Pierce después de ese disparo de tres puntos en los últimos segundos del partido que activó el silenciador en el American Airlines Arena de Miami… Los Celtics reverdecen en medio del fuego de los Heat, que tienen la bota en el cuello con la serie en contra 3-2 después de la victoria de Boston ayer con marcador de 94-90.

El veterano que está en su posible última temporada con los Celtics, Kevin Garnett, sacó esa fiereza y sangre fría para comandar el ataque de su equipo con 26 puntos, echando a la basura el empuje del Jugador Más Valioso de 2012, LeBron James, quien fabricó 30 tantos y Dwayne Wade 27.

Boston llegó al escenario de los siempre ofensivos y pujantes Heat con la motivación de su lado, porque haber golpeado dos veces como anfitriones a Miami, el último en tiempo extra, fue el aliciente que necesitaban.

Y así emprendieron su marcha hacia su nuevo reto, vencer al equipo del técnico Erik Spoelstra a domicilio.

La lucha no fue del todo grata para Boston, porque los Heat se prendieron mecha con una fluida ofensiva que dejó la pizarra 24-16, con LeBron dejando su marca registrada y enviando una clara señal a sus oponentes: ¡aquí nos respetan!

Sin embargo, los siguientes 12 minutos de acción fue una guerra, los Celtics apretaron el acelerador, entendían que era necesario para sus pretensiones de volver a una final de ganar esa noche y sacudieron el aro con 24 tantos y Miami sumó 18 para colocar cifras de medio tiempo de 42-40. Ahí estaban Boston, no se intimidaba ante nada, abajo por dos puntos.

Con el despegue del tercer período los movimientos en la banca de Boston cayó en Mikael Petrus, quien estuvo oxigenando a Garnett y Brandon Bass. Los Celtics con Paul Pierce (19) y Ray Allen (13) involucrándose, consiguieron 25 tantos determinante para ponerse por primera vez adelante en el marcador 65-60.

El final del juego fue asfixiante, con cambios de golpes en la pizarra, pero esa gama de experiencia y precisión de los Celtics permitieron atesorar ese triunfo y ahora esperan definir la serie mañana en el TD Banknorth Garden.