Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Después de la sesión de entrenamiento de ayer de Román “Chocolatito” González con Yáder Escobar, se aproximó a los 140 rounds de guanteo, que a simple vista hablan por sí solos de una enorme cantidad de minutos consumidos en el ring, pero han significado más que eso.

Para su preparación previa a la pelea de título con el campeón de las 105 libras de la AMB, Yutaka Niida, a González le han puesto sparrings que le han ofrecido distintos contextos, boxeadores con estilo correlón, un poco más técnicos, fajadores, pero con especificaciones de cómo podría golpear el monarca.

“Hemos estudiado en los vídeos cómo pelea Niida, y por ejemplo, sabemos que usa mucho la mano izquierda en upper y a la vez en gancho hacia el mentón. También tiene un golpe que sale al encuentro con la izquierda, apartando la del rival, e intenta conectar con la misma izquierda”, comentó Gustavo Herrera, entrenador del “Chocolatito”.

Cada uno de estos rounds de sparrings han sido orientados en estos aspectos que podrían ser algunas variantes de la pelea que ofrezca Niida.

“En las condiciones que venga Niida, ahí lo vamos a cazar. Si viene correlón, tendrá siempre encima el ataque de Román, si viene fajador, tenemos el plan para eso. Porque además verán al ‘Chocolatito’ con la mejor condición física de su carrera”, expresó Herrera.

Román debe viajar a Japón el próximo lunes para terminar sus entrenamientos en el gimnasio del promotor Akihito Honda, precisamente el que monta la velada en la que el nica y el japonés se medirán el 15 de septiembre en Yokohama.

“Sabemos que será un combate difícil, pero tengan la certeza de que vamos listos para traer ese título”, concluyó.