•   Polonia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

España, que venció a la URSS en el Santiago Bernabéu para conquistar la Eurocopa de 1964; Italia, ganadora de la fase final del torneo disputado en su país en 1968; y Francia, que levantó el título en terreno galo en 1984, al doblegar en el duelo decisivo al equipo español, son las tres únicas Selecciones campeonas en su propia casa antes de la disputa de la cita de Ucrania y Polonia.

Matthaus, el jugador más veterano en jugar una Eurocopa

El alemán Lothar Matthäus, que disputó un partido ante Portugal en la Eurocopa del 2000, es el futbolista más veterano en jugar un encuentro de la fase final del torneo continental, con 39 años y 91 días, mientras el holandés Arnold Mühren fue el campeón de más edad, con 37 años y 23 días, en la edición de 1988.

Casillas y once jugadores, con más de cien duelos internacionales

Iker Casillas, con 130 encuentros, encabeza la lista de doce jugadores, de los 368 que disputarán la Eurocopa 2012, con más de cien partidos en su trayectoria con la Selección de su país, en la que figuran Anders Svensson (126 con Suecia), Shay Given (121 con Irlanda), Giorgos Karagounis (117 con Grecia), Miroslav Klose (116 con Alemania), Robbie Keane (116 con Irlanda), Anatoliy Tymoshchuk (116 con Ucrania), Dennis Rommedahl (116 con Dinamarca), Gianluigi Buffon (114 con Italia), Olof Mellberg (113 con Suecia), Xavi Hernández (108 con España) y Andriy Shevchenko (107 con Ucrania).

El suizo Vonlanthen, el goleador más joven de una Eurocopa

El 21 de junio de 2004, el suizo Johan Vonlanthen se convirtió en el goleador más joven de la historia en una fase final de la Eurocopa, al marcar el único tanto de su equipo frente a Francia en el Estadio Ciudad de Coimbra (1-3). Tenía 18 años y 141 días y batió el récord logrado cuatro días antes por el inglés Wayne Rooney.

Kirichenko firmó el gol más rápido: un minuto y siete segundo

Al minuto y siete segundos del inicio del encuentro de la última jornada de la fase de grupos de la Eurocopa de 2004 entre Rusia y Grecia, el 20 de junio de ese año, Dmitri Kirichenko se recorrió todo el campo y batió con la pierna derecha al portero Antonis Nikopolidis. Es el gol más rápido de la historia

del torneo.