•   Gdansk, Polonia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una imponente rapidez y verticalidad en ataque catapultó a Rusia a su primera victoria en la Eurocopa 2012 y al liderato del grupo A, con sólida goleada a la República Checa de 4-1, en la jornada inicial de un torneo que arrancó en Varsovia con empate entre Polonia y Grecia 1-1.

Rusia brilló en la primera parte, sufrió al inicio de la segunda, resolvió en el tramo final y cerró el encuentro con tres puntos muy valiosos. Son la confirmación de su condición de favorita en el cuarteto más accesible de la competición.

Los rusos comenzaron atacando a toda velocidad, sin pausa y sin dudas cada vez que encaró a la zaga contraria. Marcó dos goles en el primer tiempo, el primero, en el minuto 15, por medio de Alan Dzagoev, tras un remate al poste de Aleksandr Kerzhakov, y el segundo a los 25’, con un pase de Andrei Arshavin culminado por Roman Shirokov.

El toque sutil por encima de la salida de Petr Cech, aclaró el camino a Rusia, pese a la reacción de su oponente en el segundo tiempo y a que un gol de Vaclav Pilar al regreso del intermedio, en el minuto 52 puso el juego 2-1 y reabrió un duelo que parecía cerrado instantes antes y que recuperó la emoción.

Aguantó el 2-1 gracias a un par de paradas Vyacheslav Malafeev, sobre todo a un disparo de Tomas Rosicky, hasta que Dzagoev, de nuevo pero al minuto 79 puso el marcador 3-1 y un golazo de Roman Pavlyuchenko a los 82 puso el definitivo 4-1, que extiende la racha invicta de los rusos en sus últimos catorce partidos.

Juego Inaugural

Polonia y Grecia terminaron empatados en el primer choque de la Eurocopa 2012 en Varsovia. Tuvo todo de cara a los anfitriones durante buena parte del duelo, porque comenzó con ritmo, buen contragolpe y la conexión entre Lukas Pisczek, por la banda derecha, y el ariete Robert Lewandovski.

Polonia tomó ventaja con un testarazo perfecto, en carrera y picado de Lewandowski, inalcanzable para el guardameta Kostas Chalkias a los 17 minutos. Todo pintaba bien para los locales, hasta el comienzo de la segunda parte y la aparición de Dimitris Salpingidis sobre el terreno de juego.

El veterano goleador levantó a Grecia. Primero con el 1-1 en el 51’ en un balón suelto a un rechace del portero y después, en el minuto 68, al ser derribado en el área. El penalti supuso la expulsión del guardameta Wojciech Szczesny, pero su reemplazo desde el banquillo, Przemyslaw Tyton, salvó el lanzamiento a la derecha de su portería de Giorgios Karagounis. Su estirada y un tanto bien anulado a Grecia por fuera de juego permitieron el empate.

Hoy comenzará la acción en el grupo B, con dos atractivos choques en Ucrania: primero Holanda-Dinamarca, en el estadio Metalist de la ciudad de Kharkiv, y después el Alemania-Portugal, en el Arena de Lviv.