•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Cuando Brasil ganó su primer título Mundial en 1958, la Copa Europea por equipos ya existía con el Real Madrid de DiEstefano haciendo estragos, pero no la Eurocopa de Selecciones. Es decir, el mundo del fútbol era menos exigente en su nivel de agitación. Brasil ganó la Copa de 1962, y antes del derrumbe de 1966, fue considerado el mejor equipo del planeta jefeado por el joven Pelé.

La resonante tercera victoria en 1970, elevó a Brasil en las consideraciones de tal forma que se pensó era un equipo irrepetible. Ayer, el periódico WallStreet Journal, apuntó que de ganar esta Eurocopa, en lo que sería su tercer gran título consecutivo, España merece ser calificado como el mejor equipo de todos los tiempos.

Así que, igual que aquel Brasil se exige de esta España no flaquear, y el camino hacia la conquista de su segunda Euro consecutiva lo inicia hoy enfrentando al siempre difícil equipo italiano, que cuando no parece, se convierte en el más peligroso. Lo vimos en 1970, después de avanzar en su grupo casi sin anotar gol, llegando a la final con Brasil, y en 1982, cuando antes de la explosión inesperada de Rossi, logró coronarse.

Como dice Xavi, la Italia actual estremecida por otro escándalo, no utiliza el “catenaccio” para neutralizar al enemigo, mortificándolo, sometiéndolo a un ahogamiento, pero que sigue siendo un hueso duro. En los tres últimos duelos sostenidos entre ellos, España no ha podido anotar contra ellos a lo largo de 300 minutos, incluida la prórroga de 2008, resuelta por Casillas deteniendo dos penales.

Siendo el primer duelo, puede resultar riguroso para España vencida sorprendentemente por Suiza en el inicio del Mundial 2010 con toda su galaxia en la cancha No hay quién se atreva a colocar en duda el favoritismo de España, pero ¡ojo con esta Italia! aparentemente aturdida y necesitada de jugadores verdaderamente desequilibrantes!

Lo importante, es que seamos testigos de un gran partido, algo que aun produciéndose una goleada, puede ser como ocurrió con el 4-1 que le clavó Brasil a Italia en el cierre del primer Mundial Azteca en 1970.

 

dplay@ibw.com.ni