•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La figura del delantero Lionel Messi se agrandó una vez más, esta vez con la selección de Argentina, al conseguir un ‘hat trick’ que permitió a la Albiceleste vencer por 4-3 al Brasil de Neymar en partido amistoso de un nuevo ‘Súper Clásico’ suramericano.

Los brasileños, dirigidos por Mano Menezes, viene de perder su segundo partido amistoso en línea, tras la caída ante México por 2-0 el pasado 3 de junio.

Fue la segunda ocasión en la que Messi y Neymar se encontraron en un mismo campo de juego, ambas favorables para el rosarino. La primera fue en la final del Mundial de Clubes Japón 2011, en la que el Barcelona se impuso al Santos por 4-0.

Mientras Messi dio todo un recital goleador, Brasil, a pesar de jugar con los sub’23, fue el que puso el mejor fútbol. Brasil se puso con ventaja en el marcador al minuto 23 cuando Neymar sacó un tiro indirecto y la defensa de Argentina se quedó parada reclamando fuera de juego que no existió y Rómulo marcó el 0-1.

Cuando mejor estaba jugando Brasil, una pérdida de balón en el centro del campo fue aprovechada por Gonzalo Higuaín, el jugador del Real Madrid, que le dio un pase perfecto en profundidad a Lionel Messi, hasta entonces desaparecido, y al minuto 31 marcó por bajo el gol del empate.

Tres minutos más tarde, a los 34, de nuevo Messi, esta vez con un pase de Ángel Di María, se plantó ante el portero brasileño Rafael Cabral al que dejó en el camino y de pierna zurda marcó a puerta vacía el 2-1. El gol del empate de Brasil llegó al minuto 56 al culminar Oscar desde dentro del área una gran combinación entre Neymar y Leandro Damião.

La Canarinha se puso de nuevo con la ventaja a los 72 minutos con gol de Hulk que remató de zurda desde dentro del área, pero a los 76, de cabeza, empató Federico Fernández y a los 85, otra genialidad de Messi con jugada individual y tiro espectacular de zurda marcó el definitivo 4-3.