•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¿Es esta la final soñada en la NBA? Seguro amigos. No hay sitio para la menor duda. Hoy a partir de las 7 de la noche hora pinolera, en la arena de Oklahoma, el temible Thunder, jefeado por el electrizante Kevin Durant, enfrenta al todopoderoso Heat, encabezado por el destructivo Lebron James. Visto desde cualquier butaca, un auténtico duelo de fieras.

Durant, pistola humeante en mano, viene de desarmar a los Spurs de San Antonio en la final de la Conferencia del Oeste, en tanto James, con el cuchillo entre sus dientes, arremetió violentamente contra los Celtics derribando murallas, y llevó a su equipo al título del Este, garantizándole el pasaporte a esta guerra.

Es la tercera final para Lebron, derrotado con los Cavaliers de Cleveland y con el Heat, y ansioso de conseguir su primer anillo, para agregarlo al reconocimiento como Más Valioso recientemente obtenido.

Conocemos a los dos equipos después de verlos abrirse paso atravesando tres series de Play Off, sabemos que funcionando al tope de sus revoluciones, pueden ofrecer un espectáculo digno del Circo del Sol, y estamos claros que la incertidumbre será una constante en la serie. Rusell Westbrook, Serge Ibaka y el mejor sexto hombre de la NBA, James Harden, serán el gran soporte de Durant, mientras el siempre rugiente Lebron, estará respaldado por el furioso Dwayne Wade, un factor desequilibrante, Crish Bosh a quien veremos fajarse en los tableros con Ibaka, y Mario Chalmers, quien adquirió una gran importancia para el Heat.

Juego de vértigo, múltiples fricciones, desgaste de pulmones, pulso firme y manejo de la presión, el mejor baloncesto del planeta, salta al tapete con el enfrentamiento de sus dos mejores equipos en una impredecible serie de siete juegos.