•   Ucrania  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Dos goles de Andréi Shevchenko le dieron un triunfo merecido a una Ucrania más ambiciosa en su debut contra Suecia (2-1), y que le sirve además para ponerse al frente del Grupo D de la Euro 2012.

A sus 35 años, lejos del nivel de su época de gloria en el Milán, Shevchenko agota su carrera fuera de los focos, en el Dinamo de Kiev, con el que se dio a conocer a finales de los noventa. Pero sigue teniendo astucia. Y mucho gol.

Cuando peor se le ponía el partido a Ucrania tras el gol de Ibrahimovic, Shevchenko apareció para conectar dos cabezazos en diez minutos y firmar una remontada que premió el mejor juego local. Ucrania fue más que una decepcionante Suecia, sobre todo en la primera parte. Pasados los primeros minutos de tanteo, con más faltas que juego, el equipo local se fue haciendo con el control.

Con la defensa muy adelantada, el medio del campo poblado de gente y una presión asfixiante, le tapó su salida natural a Suecia, que se fue metiendo atrás y por momentos acabó encerrada en su área. No hubo noticias de Toivonen ni de Larsson, los interiores suecos, que defendieron más que atacaron, preocupados por tapar las subidas de los laterales ucranianos.

Al ritmo marcado por Nazarenko, Ucrania empezó a encontrar huecos por el medio y a crear superioridades por los costados. Voronin le metió un gran pase a Shevchenko, pero el capitán ucraniano remató mal, una muestra de su discreta primera parte.

Ucrania acentuó su dominio en el tramo final de la primera parte y estuvo cerca del gol hasta en cuatro ocasiones, sobre todo en un tiro lejano de Konoplianka que salió cerca de la cruceta y en una larga jugada que acabó con un remate a bocajarro de Yarmolenko que sacó el central Granqvist.

Zlatan a la segunda oportunidad que tuvo, tras el descanso, ya no perdonó. Una larga jugada de ataque de Suecia acabó con el balón en los pies de Kallstrom, que se la dejó a Ibrahimovic para que este empujara a la red. Casi no tuvieron tiempo de festejar los suecos, porque a los tres minutos, apareció Shevchenko para fusilar a Isaksson de un cabezazo a centro preciso de Gusev.

Y el talismán ucraniano, al que defendía Ibrahimovic, desató el delirio poco después adelantándose de cabeza a saque de esquina: el tercer tanto que encajan así los suecos en los tres últimos partidos.