•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua anoche cayó con dignidad ante Cuba. ¡Qué deleite! ¡Qué inmenso lució el derecho de 35 años Álvaro López! Subió a la colina sin complejos, aferrado a su madurez y habilidades, bordando con sus disparos una ilusión en cada corazón de los miles de aficionados que se volcaron al Estadio Nacional Denis Martínez, para ver cómo Cuba era congelada, temblando para poder cerrar como lo hacen los grandes sprínter con un triunfo de 2x1.

López ayer arrancó aplausos y admiración, su faena de 5.2 entradas de siete ponches con cuatro imparables, una base y un golpe, plasmaron lo que había prometido, ‘mantener a raya al fuerte cañoneo cubano’. Álvaro cruzó disparos con el abridor antillano Dalier Hinojosa, que trabajó 6.0 innings de un sencillo, cuatro abanicados, un boleto y un golpe.

Ninguno tuvo que ver con la decisión del desafío, porque el triunfo fue para el relevista Yander Guevara, con labor de 2.1 con tres ponchetes y el revés a cuentas de José Luis Sáenz, que permitió la carrera del empate y la que decidió el duelo.

Nicaragua estuvo enfrascada a cero anotaciones con Cuba hasta llegar a la parte baja del séptimo capítulo, cuando Mark Joseph se acreditó un hit dentro del infield al dar un rebote inesperado al shortstop, Erisbel Arruebaruena, Sandor Guido con rola a la intermedia lo hizo avanzar a segunda base, Marlon Abea negoció boleto y Jilton Calderón descargó metrallazo por el bosque derecho contra Pablo Millan, que permitió a los pinoleros anotar su única carrera y poner en jaque a los antillanos.

Sin embargo, contra el relevista Diego Sandino el ataque de Cuba despertó de su letargo, y cohete de Raúl González más estupendo toque de pelota de Juan Torriente, pusieron hombre en circulación sin out, situación que Rusney Castillo aprovechó para conectar largo doblete por el central para empatar el juego e intentaron irse arriba, pero Torriente fue puesto out en una bonita jugada en el plato.

La segunda carrera la fabricaron gracias a batazo incómodo de Yordanis Samón por la antesala. En total los cubanos se tragaron 11 ponches y pegaron 7 cañonazos, mientras Nicaragua conectó cuatro cohetes con ocho abanicados. Hoy el segundo juego es en Matagalpa a las 3 de la tarde. Abrirá Vladimir García por los antillanos y Elvis Orozco por los nicas.