•  |
  •  |
  • END

Nerys Espinoza sigue esperando que le confirmen la pelea por título minimosca de la FIB, con el mexicano Ulises Solís, el 20 de septiembre, para la que se siente con buen chance de ganar la corona, a pesar de que pelearía en tierras del campeón, en Guadalajara, México.

“Sé que es difícil vencer a un mexicano en su país, pero sin menospreciar al campeón, tengo la preparación requerida para enfrentarme a quien sea, además la experiencia en pelea por título y de la condición muscular idónea para asumir cualquier reto”, dijo Espinoza, entusiasmado en conferencia de prensa que ofreció Prodesa para dar detalles de sus dirigidos que tendrán mucha actividad en septiembre.

“Estoy preparado incluso para ganar por nocaut, porque por la preparación que tengo va a ser difícil que me derrote y no descarto que si nos vamos a las tarjetas puedo ganarle, aunque sé que debe ser por una ventaja muy clara”, indica el púgil, que le disputó la corona al panameño Roberto “Araña” Vásquez en Panamá.

De la experiencia con Vásquez habla siempre orgulloso porque a pesar de que perdió, “fue claro que todos estuvieron en mi contra, incluso mi manejador. Pero de las cosas malas se aprende más y de esa fortaleza mental y ahora física puede ser clave para ganar”.

“He insistido mucho en mi condición física pero no sólo me refiero a la preparación sino también a que mi masa muscular ha cambiado, estoy más fuerte por el entrenamiento, el ejercicio de años en el boxeo y eso me da la confianza para decir que estoy listo para todo”, agregó el boxeador de 27 años.

Nerys, con un registro de 25 victorias, 18 por nocaut y cuatro derrotas, se medirá a Solís, que presenta un récord envidiable de 27 triunfos, 20 por la vía rápida, con sólo una derrota, la que sufrió cuando disputó el título de la OMB en minimosca con Nelson Diepa hace tres años.

“No tengo muchas referencias de él, pero creo que con el guanteo que he hecho con Román “Chocolatito” González, quien es un buen boxeador, y otros sparrings que he tenido, podemos resolver a Solís”, concluyó Nerys.