•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Aunque el bateo no fue lo impactante en el despegue de la serie entre Cuba y Nicaragua el sábado, ayer la lluvia que cayó sobre la ciudad de Matagalpa impidió cumplir con el segundo partido que despegó a las 3 de la tarde, pero un inning después el árbitro antillano César Valdez decidió suspenderlo.

E aguacero dejó fuera de combate el estadio ‘Chale’ Solís, que aunque fue cubierto con extensas lonas las condiciones del terreno quedaron estropeadas para poder seguir jugando. Y según el comisionado Carlos Reyes, ese encuentro ya no será reprogramado.

El partido inició a la hora indicada y los aficionados respondieron como se esperaba, abarrotando el escenario.

Los aficionados matagalpinos explotaron de júbilo por el despegue ofensivo de Nicaragua, que fabricó dos carreras frente al abridor Vladimir García.

Doblete de Dwight Britton por la raya del bosque izquierdo emocionó a los espectadores nacionales, Dwayne Fox recibió base por bolas y después de fallar Renato Morales en línea al parador en corto y Justo Rivas en rola lenta a segunda que sirvió para avanzar a los corredores, el inicialista Sandor Guido disparo sencillo por el jardín derecho que sirvió para producir dos anotaciones.

Los cubanos en su única oportunidad vieron como el primer bate Raúl González fue retirado en rola a segunda por el abridor Elvin Orozco, el siguiente al bate Juan Torriente se embasó por error en tiro del short stop Iván Marín, pero después ponchó a Rusney Castillo y finalmente Alfredo Despaigne elevó por la intermedia. A los aficionados que presenten sus brazaletes se les regresará sus entradas hoy a partir de las nueve de la mañana en el Estadio ‘Chale Solís’, según informó el Comisionado de la CNBS, Carlos Reyes.

El próximo partido será el miércoles en el Yamil Ríos de Rivas, posiblemente a las 4 de la tarde y no a las seis como está anunciado, esto para aprovechar el tiempo por si llueve.