•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Fue declarado no culpable, pero no es inocente”, insistió Brian McNamee, sobre el veredicto que dejó limpio de cargos a uno de los más reconocibles “Reyes de la colina” en la historia del béisbol, el ganador de 354 juegos con 4,672 ponches, Roger Clemens. De esa forma McNamee, un preparador físico de carcomida reputación, que ha utilizado anabólicos en el fortalecimiento de varios atletas, mantuvo abierta la discusión acerca del merecimiento de Clemens para ingresar al Salón de la Fama en Cooperstown.

Después de obtener la victoria más tranquilizante de su carrera por 6-0 sobre diferentes acusaciones de perjurio y obstrucción a la justicia, Clemens, retirado forzosamente en 2008 acorralado por el escándalo de proporciones mayúsculas, deberá enfrentar otro jurado, el de los electores al Salón-cargado de exigentes puristas, en 2013. Hay opiniones contradictorias en las primeras reacciones.

Mark McGwire y Rafael Palmeiro, han sido mantenidos al margen en estos años, y antes del fallo de la corte el lunes por la tarde, Clemens no parecía tener la menor opción de poder abrir las puertas de Cooperstown, también cerradas para Joe “Descalzo” Jackson, afectado por la más grave de las acusaciones, como es estar involucrado en la negociación de juegos de una Serie Mundial en 1919, y Pete Rose, el “Rey del hit”, por haber sido descubierto como apostador siendo manager.

Hay tiempo, aunque no mucho, para debatir sobre Clemens antes de las votaciones de 2013. Entrar al Salón es una distinción, pero la conservación de la fama y la inmortalización que garantizan las cifras alcanzadas, sobre todo cuando son tan inmensas como las de Clemens y Bonds, está más allá de recibir los “santos óleos” de los votantes.

¿Es posible hacerlos desaparecer como referencias? Aun los cronistas votantes en contra de Clemens, estarán utilizando sus siete premios CyYoung como el mayor reto a las nuevas generaciones de lanzadores, así como sus 20 ponches en un juego, y resto de alardes, incluyendo la tercera cantidad de ponches de todos los tiempos (4,672), y sus 354 triunfos.

Mientras esas cifras estén ahí, frente a las narices de todos, brillando intensamente, la grandiosidad de Clemens no podrá ser extinguida.

dplay@ibw.com.ni

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus