•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tres campeones de la Euro fueron “decapitados” en la fase de grupos, la siempre temible Holanda, el peligroso equipo de Rusia “con otra configuración en aquellos tiempos-, y Dinamarca, el más sorprendente ganador de este torneo puesto en marcha en 1960. Entre los ocho sobrevivientes que veremos en los cuartos de final que se inician mañana jueves, se encuentran dos equipos “huérfanos” en estas Copas, Inglaterra y Portugal.

¿Será posible que lleguen a protagonizar la final, o que por lo menos, uno de ellos se abra paso hasta coronarse? A diferencia de Portugal “vencido por Grecia en el 2004-, Inglaterra no ha estado en una batalla decisiva. Agreguemos la presión agobiante a partir de hoy, cuando cada juego será un reto como el de Aquiles y Héctor. Ya vimos como Francia, que se veía inmensa, fue reducida por la eliminada Suecia; en tanto los locales Polonia y Ucrania, están borrados; y Holanda regresa a casa con tres derrotas, es decir, del tamaño de Irlanda.

Portugal, con ese impresionante crecimiento de Cristiano Ronaldo, y el apoyo de suficientes figuras estelares, es favorito para imponerse a la República Checa, y enfrentar después al vencedor entre España y Francia en semifinales. Esa posible batalla Portugal-España, sería pre-considerada como escalofriante, con Cristiano en el ombligo del show.

Inglaterra tiene que atravesar por dos montañas de dificultades para llegar a la final. Primero la mordedora Italia, y después, probablemente Alemania, que se medirá con Grecia en cuartos. Un campo minado para Wayne Rooney y sus compañeros, desesperados por hacerse notar desde hace largo rato, en un evento de gran envergadura, tratando de abrillantar un prestigio que ha sido constantemente deteriorado.

Así que la posibilidad de ver a un nuevo Campeón de la Eurocopa, sin ser remota, es poco viable, pero no tanto como una final Inglaterra-Portugal. A mí me gustaría, pero una Euro, no es un programa de complacencias.

dplay@ibw.com.ni